Marketing

El dinero virtual introduce importantes cambios a nivel comercial

Tal y como comenta Juan Merodio, el poder de la Red está siendo tal que ésta no solo genera relaciones sociales o negocios. También hay nuevas monedas de pago que están empezando a hacerle sombra al euro o el dolar.

Internet no solo es generador de empresas, nuevos nichos de mercado o relaciones interpersonales. Cada día el ciberespacio se revela como el lugar de mayor creación de ideas. El poder de las conexiones de usuarios a través de la Red es tal que se están empezado a dar interesantes movimientos económico-sociales capaces de crear diferentes monedas de pagos descentralizadas y ajenas a ningún gobierno”, dice Merodio.

Basta con mirar dos ejemplos de plena actualidad para ser conscientes de esta nueva tendencia económica a la par que social: el Bitcoin y el Drago. “Podemos pensar bien en el bitcoin -la moneda electrónica de intercambio indirecto que no depende de los valores que marque un banco o institución central y que se fija a través del valor que le quieran dar los usuarios y de la cual actualmente hay un total de 9.8 millones de bitcoins en circulación con un valor total de 96 millones de dólares – bien en el Drago, la nueva divisa que la isla canaria de La Palma pretende extender como un sistema de moneda local. En ambos casos lo que está ocurriendo es algo insólito: se quiere establecer una nueva moneda de carácter virtual que genera y sea la forma de pago de gran parte de las transacciones online”, recalca Juan Merodio.

Por último Juan Merodio destaca que para que el Bitcoin, el Drago o cualquier otra nueva moneda virtual que pueda aparecer en un futuro se usen de forma masiva solo hace falta un ingrediente: la viralización. Como todo inicialmente da miedo por el desconocimiento, pero esta claro que el poder viral de las redes ayudará a darles a conocer y en cuanto veamos que nuestros amigos las usan y funciona bien, poco a poco se nos irá quitando ese miedo y acabaremos utilizándolas con la mayor naturalidad”, finaliza este reconocido conferenciante y escritor.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir