Marketing

El ecommerce crece a buen ritmo en Europa

Marketplaces

El ecommerce ha venido para quedarse, y cómo no, para consolidarse. Se dan las condiciones perfectas para que así sea, y en Europa dicho crecimiento ya es una realidad.

Según da a conocer el estudio European B2C E-Commerce Report 2015, elaborado por Ecommerce Europa y GfK, durante los últimos cuatro años el volumen total de ventas online ha crecido un 15% anualmente, y se espera que siga la misma tónica en los próximos años.

 

Los ecommerce deben invertir en publicidad si quieren el éxitoLos ecommerce deben invertir en publicidad si quieren el éxito

El informe va mucho más allá y pronostica que las ventas online en Europa durante este 2015 alcanzarán los 477.000 millones de euros en facturación; en 2016 alcanzarán los 540.000 millones y en 2017 llegarán a los 609.000 millones de euros.

Dicho estudio ha tomado en cuenta la totalidad de Europa (occidental, central y oriental), sin embargo, no todas las zonas han adoptado el ecommerce del mismo modo. Así, el 7,3% del volumen total de las ventas online de 2014 se produjeron en Europa occidental y el 2,8% en Europa central y del este.

En cuanto a países, las tres mayores potencias europeas, Reino Unido, Alemania y Francia, aglutinaron el 60% del volumen total de compras realizadas en Europa durante el 2014.

En ese trío, Reino Unido se lleva la palma y es el líder mundial en comercio electrónico: el 30% de las compras online en 2014 en Europa se realizaron ahí. Además, la penetración del ecommerce en este país es altísima: el 75% de los británicos hicieron alguna compra online en 2014, y las ventas online ya representan el 19% del total de ventas del país. Unos datos que contrastan fuertemente con los de España, donde solo el 24,7% de la población realizó alguna compra online.

El resto del podio, Alemania y Francia, cosecharon el 16,8% y el 13,4% respectivamente del total de las ventas online en Europa durante 2014. Les siguen, con bastante diferencia, Rusia y España con un 4% ambas.

Las razones que desde el estudio esgrimen ante tales diferencias son que los países del sur y este de Europa cuentan, por el momento, con pocas empresas adaptadas al ecommerce y que faciliten el proceso de compra al usuario.

Otro punto interesante que se plantea en dicho informe es el de las compras online entre países de europeos, ya sea porque en los respectivos países no se dispone de determinado producto o por cuestión de precio. Así, en 2014, el 15% de los usuarios compró algún producto o servicio online de otro país de Europa.

Y si pensamos en clave continental, Europa es el tercer clasificado con el 5% del total de ventas online mundiales. Le adelantan Norteamérica, con un 7% y la todo poderosa zona de Asia-Pacífico, que pese a la poca penetración del ecommerce, alcanzan un porcentaje del 10,1% en el total de ventas online.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir