Marketing

El falso géiser que surgió en el Tibidabo es una campaña de Sant Aniol

video marketing

video marketingTras una semana de comentarios y cábalas sobre la posible actividad volcánica en el Tibidabo, Sant Aniol se confiesa como autor del vídeo y los materiales difundidos por internet, poniendo fin a las dudas generadas sobre la existencia de esta actividad volcánica y la veracidad de las imágenes.

A las 10:37 del pasado 7 de junio, tres runners que hacían deporte por Collserola encontraron un agujero del que salía vapor, y al tirarle agua, descubrieron un géiser que disparaba agua a más de 7 metros de altura.

Uno de ellos grababa a los otros dos compañeros tirando agua en el agujero que extraía el vapor, llevándose un susto cuando esta agua salía disparada hacia el cielo con una fuerza inesperada. El supuesto autor del vídeo lo colgó en su canal de Youtube, y otras personas subieron a las redes sociales pruebas de haber encontrado el lugar donde se encontraba este géiser

Respecto a la acción, Sant Aniol con su eslogan “Esperit volc nic” (“Espíritu volc nico”) pretende mostrar su origen perteneciente a la zona volcánica de la Garrotxa (Girona), de donde el agua emerge a la superficie desde una profundidad de 55 metros, donde la lava sedimentada y la roca volcánica le provocan un lento filtraje que garantiza un grado de pureza inigualable

El principal motivo de esta acción ha sido su llegada a los supermercados de Barcelona con su nuevo formato.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=hOpD-9sjZ8A[/youtube]

Sant Aniol ha quintuplicado sus puntos de venta en Barcelona y cercanías, presentándose con un espíritu diferente y una publicidad poco convencional. Por este motivo se ha creado este vídeo rodado en la montaña del Tibidabo, en Collserola, una sierra formada mayoritariamente por rocas metamórficas, producto de una intrusión de magma durante su formación. Tiene un origen volcánico en el que el aumento de presión y temperatura causado por el magma caliente alteró las rocas de alrededor, formando una aureola metamórfica que llega a unos dos kilómetros de ancho en muchos lugares como los alrededores del Tibidabo.

Así pues, ¿por qué no sería posible encontrar a día de hoy actividad volcánica en el Tibidabo?

 

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir