Marketing

El impacto de una buena imagen

diseñoCon el paso de los años, os habréis dado cuenta de la importancia que tienen las imágenes en nuestras vidas. A menudo, es más fácil expresar las cosas complicadas por medio de imágenes que recurriendo al texto. ¿A qué se debe esto? ¿Por qué las imágenes tienen tanto poder?

Porque cada individuo percibe algo diferente en cada imagen, porque lo que uno ve puede ser totalmente invisible para los demás. Pero si es así, ¿no nos encontraríamos ante uno de los mayores problemas que las imágenes pueden traer consigo? ¿Cómo podemos controlar lo que los individuos perciben al ver los anuncios que lanzamos?

Cabe aclarar que lo que percibimos al contemplar una imagen concreta puede ser diferente, pero siempre tendrá algo en común con lo que el creador de la imagen ha querido transmitir. Y aquí llega el gran reto, hacer que lo que uno ve al crear una pieza publicitaria coincida con lo que los receptores perciban.

Para superar este reto, las empresas deben recurrir a publicistas profesionales que sepan cómo transmitir información corporativa por medio de simples imágenes.

Sin embargo, no cabe duda alguna de que habrá casos en los cuales una misma imagen será interpretada de modo positivo y negativo a la vez. Esto es consecuencia de los diferentes perfiles de personas a los que se enfrentan las marcas. ¿Qué hacer cuando esto ocurra? Asegurarse de que la opinión negativa no es muy fuerte y de que su repercusión no será muy dañina. Además, hay que prestar especial atención a los perfiles de los que dicha opinión negativa proviene. Siempre y cuando no sean público objetivo de la marca, las cosas están bajo control.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir