Marketing

El marketing político: ¿Qué es y cómo se utiliza en las campañas electorales?

El marketing político es un método que tiene por objetivo hacer buenas campañas. Sus principales componentes son la ciencia política, la sociología electoral y la comunicación. Un conjunto de técnicas que permiten detectar las necesidades y emociones de los votantes, con el fin de relacionar a un candidato o partido con un importante número de electores, utilizando la comunicación de manera coherente para conseguir el mayor número de votos posible cuando llegue la fecha.

Sin embargo, lo cierto es que se conoce de él mucho más el mito que el método real. El marketing político no diseña campañas vacías, enfocadas solamente en la apariencia, sino que son planificadas por buenos consultores a través de poderosos contenidos que respetan la personalidad del candidato y proponen ofertas razonables y dirigidas al desarrollo de los países. Se trata de tocar un área especial de la mente de los electores con una información que ya se encuentra presente en lugar de insertar una nueva información. Y para ello, se requiere de investigación, análisis, estrategia y comunicación.

marketing políticoA través de encuestas, estudios de opinión pública y análisis estadísticos, se trata de llegar a cuatro conocimientos operativos: cómo es el candidato, cómo son sus competidores, cómo son los electores y cómo es la elección. Gracias a ello, es posible construir una estrategia de campaña, compuesta por un mensaje, grupos objetivos a los que se dirige, medios de comunicación que se utilizarán y un buen manejo de los tiempos en los que se procesarán los contenidos.

Los pilares del mensaje son los puntos fuertes del candidato, la identidad de su partido y los deseos y miedos de los electores. Cuando el mensaje sigue estas pautas, el resultado es siempre efectivo. Un mensaje que no siempre se transmite a todos los electores al mismo tiempo, sino que se establece una planificación para saber cuál es el público prioritario, cuál será el formato del mensaje y los argumentos políticos.

Por este motivo, el éxito de una campaña de marketing político se basa en gran medida en poseer un conocimiento profundo de la naturaleza y el funcionamiento de los medios de comunicación, adquiridos a través de investigaciones científicas y de la experiencia de otras campañas exitosas.

Por otro lado, cabe destacar que al ser una disciplina basada en la estrategia, los tiempos de ejecución juegan un papel clave. En una campaña electoral el orden de los factores puede tener un gran impacto sobre el producto. Por eso, es tan importante hacer cosas buenas como hacerlas bien, en el momento oportuno. Grandes y sutiles complejidades que han hecho que este trabajo siempre sea realizado por expertos que saben perfectamente cómo utilizar la caja de herramientas para intentar ganar la elecciones. Herramientas que en su mayoría son utilizadas de una manera sencilla y eficaz, a través de procedimientos que buscan multiplicar el impacto y la efectividad de la estrategia.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir