Marketing

El modelo de franquiciado, alternativa de futuro

Franquiciarse en el mundo de la belleza y la estética es una opción por la que optan cada vez más las peluqueras españolas. La firma myHair Barcelona ha constatado un aumento de esta tendencia en los últimos meses debido al modelo de negocio basado en la franquicia y al público al que van dirigido.

El apoyo de una cadena franquiciadora, iniciar una aventura empresarial con una marca conocida y haber trabajado antes en el sector al que pertenece la firma son las tres características más valoradas por la mayoría de franquiciados, según un informe interno elaborado por myHair.

A lo largo de este informe -resultado de encuestas cualitativas con peluquerías franquiciadas-, se desgranan los diferentes argumentos que llevaron a profesionales de la peluquería a convertirse en empresarias. “Una franquicia, a diferencia de una tienda particular, tiene un equipo detrás que te da apoyo”, comenta una de las peluqueras entrevistadas. En la misma línea, otra peluquera afirma: “me interesa el constante apoyo de la central y la facilidad que conlleva abrir una boutique con un producto conocido y unas guías de trabajo muy completas”.

El tema de los márgenes es otro de los argumentos. Tras el duro golpe que supuso el alza del IVA para las peluquerías en 2012 (del 8% al 21%), asegurarse tráfico de clientes y un margen interesante se ha convertido en un aspecto clave. “Aunque ahora debo seguir una línea concreta marcada por la firma, el margen de ganancia es mayor ya que compramos directamente a la fábrica y no hay intermediarios”, asegura otra de las entrevistadas. “Es una buena solución para la crisis porque la marca es más fuerte y se hace crecer más rápido si es una franquicia”, argumenta otra peluquera.

Ampliar el perfil

El negocio de la peluquería ha sufrido diversos cambios en los últimos años debido al contexto económico y al mencionado aumento del IVA, que las peluquerías han tenido que repercutir al cliente (perdiendo así clientela) o bien asumir como propio (renunciando a una parte de su margen).

El perfil de candidatos a franquiciarse dentro de este sector es bastante definido. La mayoría son trabajadores que previamente han realizado su carrera profesional dentro de una peluquería o un salón de belleza. Se trata de profesionales (principalmente mujeres) formadas en el ámbito del estilismo y que quieren establecerse por cuenta propia.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir