Noticias

El momento en el que la verdad deja de ser importante

Cualquier persona te diría que la sinceridad es de vital importancia para que una marca mantenga una buena relación con sus consumidores. ¿Es esto realmente cierto?

En la mayoría de casos sí, sin embargo, existen algunas excepciones que debes tener en cuenta a la hora de ejecutar tu estrategia de marketing.

La sinceridad es valorada y deseada por parte de todo individuo, pero es cierto que hay casos en los que desviar la atención puede resultar atractivo para los posibles consumidores. Esto se debe a que nuestra curiosidad tiene el poder de distraernos de lo que de verdad importa, la veracidad de los hechos.

Esto puede ser utilizado por parte de las marcas para crear campañas más atractivas, en la que el humor es el pilar fundamental de la campaña en cuestión. Pero no solo eso, puede ser aprovechado para manipular la opinión pública en situaciones de crisis.

No debes olvidar que esta segunda posibilidad es muy peligrosa puesto que si las personas descubren que estás aprovechando los procesos psicológicos básicos para esconder la verdad y desviar su atención, podrías salir perdiendo.

En definitiva, por regla general la verdad debe ser la que guíe tu estrategia de marketing, y cuando debas recurrir al enmascaramiento de los sucesos importantes no debes olvidar lo peligrosos que es y todas las pérdidas que podría suponerte.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir