Marketing

El packaging navideño: clave para aumentar las ventas

A medida que se va aproximando la Navidad, muchos comercios empiezan a llenar sus estantes y sus catálogos de productos típicos de estas fechas, pero también de versiones festivas de productos que ofrecen durante todo el año. Se aumenta la cantidad de papel de regalo disponible, las cajas son de color verde y rojo, algunos productos llevan una lata o un envase con motivos navideños, etc. En su carrera por posicionarse y aprovechar los altos picos de consumo que se viven en esta época del año, muchas marcas se esfuerzan por contar con packagings creativos y diferentes que llamen la atención y que conecten con los consumidores. Y es que cuanto más llamativo y creativo sea, más nos ayudará a destacar por encima de la competencia. Lo cual resulta clave en un momento en que todos los comercios intentar obtener la mayor cantidad de ingresos posible.

packaging navideño

Pero lo que realmente hace efectivo al packaging navideño es que consigue sumergir al consumidor en la Navidad. Gracias a los colores de la Navidad, el rojo, el verde y el dorado, ayudan a los consumidores a sentir que realmente es Navidad y a crear un ambiente festivo que hará que conecten más con la fecha y que aumenten sus ganas de comprar.

Y no sólo es algo a tener en cuenta para destacar y sumergir al consumidor en el ambiente navideño, sino que los compradores ya los esperan. Esperan que las marcas cambien su forma de empaquetar el producto durante estos días y que lo adapten al espíritu de la misma. De hecho, muchas veces se espera con entusiasmo.

Sucede, por ejemplo, con las tazas de Starbucks. Durante estas fechas, la marca lanza una taza especial en torno al mes de noviembre y que es esperada por los consumidores con mucho interés. En algunos caso, el diseño se ha hecho viral y su alcance ha llegado a ser mundial. Lo cual resulta impresionante si pensamos que este tipo de packaging solamente está disponible en las tiendas de Estados Unidos. Pero también ocurre con  Coca-Cola, que realiza acciones distintas en cada país, creando mucha expectación y haciendo que su packaging se convierta en algo realmente memorable y especialmente navideño. De esta forma, son muchas veces los propios consumidores los que hacen el trabajo de la campaña de Navidad de estas marcas.

Aunque no todas las empresas tienen los mismos recursos que Starbucks o Coca-Cola, lo cierto es que no debemos desaprovechar estas fechas. La campaña de Navidad es uno de los momentos más importantes del año para muchos comercios. Incluso para aquellos para los que la Navidad no es un periodo decisivo en el que realicen la mayor facturación de todo el año. Y es que en estas fechas, los consumidores están más dispuestos a gastar, por lo que cualquier detalle es importante para que se sumerjan dentro de este universo navideño que crean los negocios. Empezando por el tipo de envase o paquete que utilicemos para nuestros productos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir