Marketing

El poder de un simple aroma

Los aromas tienen un poder especial que pocos empresarios han sabido aprovechar. Las esencias tienen un poder sobre el subconsciente de quien los percibe y se graban en su memoria a largo plazo. Esto es uno de los elementos que deben aprovechar las marcas para incrementar sus beneficios.

aromaImaginemos que deseamos conseguir que los individuos se acuerden de nuestra marca, o de uno de los productos en concreto que ofrecemos, cada vez que empiece a llover por ejemplo. La razón es que queremos incrementar los beneficios obtenidos por la venta de las zapatillas deportivas para correr, nuestra colección estrella.

Para conseguir este resultado podemos utilizar el poder del neuromarketing, en concreto de los aromas. Posicionaremos ambientadores con un aroma muy parecido al que se puede percibir cuando se pasa cerca de un parque o un bosque justo después de que haya llovido.  Estos ambientadores se podrán localizar en las tiendas oficiales, justo al lado del producto promocionado.

Una vez que consigamos establecer a nivel inconsciente esta relación, tendremos asegurado el recuerdo. Cada vez que la persona perciba este aroma natural, después de la lluvia, se acordará de nuestras zapatillas y de la necesidad que tiene de adquirirlas.

En definitiva, los aromas pueden convertirse en uno de tus mejores amigos y eres tú quien debe aprovechar todo su potencial. Está en tus manos incrementar los beneficios a través de una estrategia sostenible a largo plazo o, en cambio, continuar con estrategias que no prometen nada duradero.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir