Social Media

El Social Media no es magia, requiere mucho esfuerzo y trabajo

social mediaPara conseguir el tan deseado engagement por parte de los profesionales es necesario aportar mucho valor añadido a nuestra audiencia.

Uno de las principales dificultades que nos encontramos prácticamente a diario los profesionales de las redes sociales a la hora de evangelizar y difundir el Evangelio de las Redes Sociales, son los escépticos que hallamos por el camino.

Éstas son personas que piensan que las plataformas sociales y, en general, las redes sociales, no son más que una patraña, una forma de tirar el ting) dinero y una auténtica tomadura de pelo, ignorando y desaprovechando todo el potencial de estos nuevos canales que se abren para facilitar la relación cliente- marca.

Sin embargo hay otro tipo de empresarios que conoce las redes sociales por referencia de algún conocido que tiene abierto un perfil de Facebook o uno de Twitter, y que sabe utilizarlo, pero que no sabe explicar para qué sirven. Éstas personas son las típicas que abren un perfil en las Redes Sociales y que posteriormente las dejan abandonadas ante el desconocimiento de sus posibilidades.

Pero, sin ninguna duda, el peor inconveniente es el empresario que está de acuerdo en darle una oportunidad a lo dospuntocero en su empresa porque piensa que el desarrollar una estrategia, que pretende pagar barato porque en el fondo sigue sin creérselo del todo, para intentar sacar beneficios descomunales en cuestión de, como mucho, un par de meses.

Hay un pensamiento, un incorrecto pensamiento, más extendido de lo que nos gustaría: que las Redes Sociales son la cura de San Benito para nuestro negocio.

Error. Gran Error.

Antes de emprender las acciones propias de una estrategia en Social Media, hay que tener esa estrategia, y, anterior a esa estrategia, tiene que haber un estudio y un análisis complejo de la marca, del producto, de la competencia y de nuestras fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas, saber qué objetivos pretendemos alcanzar… y todo eso no se hace de un día para otro, requiere un tiempo para hacerlo bien. Tras ese análisis es cuando debemos definir la estrategia, decidir dónde vamos a estar y cómo.

El Social Media no es magia, señores, requiere mucho esfuerzo y trabajo, un trabajo muchas veces tedioso, y necesita de la implicación, no sólo del responsable de la gestión de los perfiles sociales, sino de todo el tejido de la empresa, puesto que ellos serán sus mejores embajadores. Son necesarias las analíticas en muchos aspectos, y seguir muy de cerca, casi íntimamente, podríamos decir, a la comunidad, que es mucho más que un grupo de seguidores en Twitter.

Para conseguir el tan ansiado engagement es necesario aportar valor añadido a nuestra audiencia, establecer una relación de confianza para que sepan que pueden confiar en nosotros y que estamos ahí para cualquier cosa que necesiten. Debemos ser empáticos y pensar que cualquier crítica vertida hacia nosotros no debe afectarnos de forma personal.

Debemos ser uno más de ellos. Y eso requiere esfuerzo, trabajo y tiempo. Si no vamos a esforzarnos mejor dedicamos nuestro tiempos en otras cosas.

2 de comentarios

2 Comments

  1. Rubèn H.

    23 febrero, 2017 en 8:54

    Estoy de acuerdo, es dificil trabajar las redes sociales sin recursos y mucho más si el cliente no cree en elllo. Saludos

  2. Juan Madueño Criado

    22 febrero, 2017 en 16:18

    La definición de los objetivos y medios, táctica, que vamos a utilizar, así como una adecuada planificación teórico-práctica, estrategia, son indispensables para fundamentar una adecuada estrategia de RRSS.

    Tanto en el caso del Personal Branding, como en el caso de la marca empresarial, se requiere una formación, en constante actualización, así como una práctica, desde lo personal, pues no hay mejor forma de aprender a manejar las redes sociales y la web 2.0, que siendo usuario activo de estas plataformas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir