Social Media

En Social Media la clave no está en medir los impactos

Con el lanzamiento de internet y con el incremento de usuarios que se conectan a diario, las marcas se han visto obligadas a modificar sus estrategias de comunicación.

La cuestión ya no es solo estar en internet, se trata un fenómeno mucho más complejo. Las compañías no pueden centrarse simplemente en crear impactos, en establecer contacto con su público objetivo. Este modo de entender la comunicación se ha renovado.

En la actualidad las marcas no se preocupan tan solo por sus consumidores, también prestan atención a los llamados “no públicos”. En caso contrario correrían el riesgo de centrarse en un grupo de la población cuya opinión podría verse influenciada por la sociedad en general.

La eficacia del mensaje no se mide tan solo por el número de impactos conseguidos o por las compras realizadas en un periodo de tiempo determinado, hay numerosos factores más que habría que tener en cuenta. El feedback y las comunidades de usuarios se encuentran entre los favoritos de los planificadores estratégicos. Esto es así porque no podemos reducir el éxito o fracaso de una estrategia a datos numéricos, por mucho empeño que pongamos en ello.

Cada receptor interpreta los mensajes de un modo particular, estableciendo relaciones con experiencias vividas o con información que guarda en su memoria. Ésta es la razón principal por la que no podemos decir si el impacto ha sido eficiente o no.

En cambio, si conseguimos que las personas interactúen, que establezcan una comunidad cuyos intereses guarden una relación con la misión, visión y valores de nuestra marca podríamos estar seguros de que estamos reforzando nuestra imagen.

Haciendo referencia a los comentarios negativos en los que puede verse involucrada nuestra marca, no debemos preocuparnos porque esto muestra interés y a la vez una búsqueda de mejora por parte de la empresa. Debemos estar atentos a cualquier pista y solucionar el problema antes de que dañe a nuestra identidad.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir