Email Marketing

Errores en tu campaña de email marketing

email marketing

Es muy importante diseñar un correo electrónico para que sus clientes lo quieran abrir y leer. Cada vez más empresas utilizan el email marketing, por lo que es importante que tu email destaque entre los demás. Hay muchos artículos con consejos sobre las mejores prácticas para diseñar emails, pero, a veces son los pequeños errores de diseño los que pueden provocar que nuestro email acabe en la papelera de reciclaje. Os dejamos algunos errores que hay que solventar.

  1. Haz tu correo legible usando el color, la fuente y el tamaño adecuados.

Queremos que nuestros clientes puedan leer nuestro email fácilmente. Es importante tener en cuenta que no todos lo van a leer en el ordenador, algunos lo harán en tablets y smartphones. Por ese motivo, aumentar el tamaño de fuente es una buena idea, aunque no demasiado. Un tamaño standard puede ser 14 para el texto del cuerpo. Además, es conveniente usar fuentes simples, consistente y segura en la web – no sólo dentro de un solo correo electrónico, sino también en todos sus correos electrónicos de fidelización. Si queremos utilizar diversas fuentes, podemos usar dos, una para los titulares y otra para el cuerpo del email. Y, ten cuidado de evitar fuentes de grafía similar, ya que son por lo general más difíciles de leer. El objetivo es que tus comunicaciones de marketing sean efectivas. Es buena idea usar fuentes de colores oscuros sobre fondo claro para que sean muy legibles. Reserva los colores más brillantes para los botones de llamada a la acción.

  1. Evita las imágenes complicadas o confusas

Las imágenes son un aspecto imprescindible para captar la atención de tus lectores, pero sin que los distraiga de tu objetivo principal. Usa imágenes simples, relevantes y divertidas. Es mejor usar imagenes básicas y claras que se asocien rápidamente con tu marca y tu mensaje, y que luego vayan a tu contenido. Evita imágenes que puedan ser confusos. No querrás que los clientes se preguntan qué significan esas imágenes que usas y qué tienen que ver contigo.Además, debes pensar en tu audiencia cuando las elijas. Si la imagen referencia algo concreto, tómate un minuto para asegurarte de que la mayoría de tu audiencia lo entenderá.

  1. Plantillas o mensajes poco consistentes.

Queremos que nuestros emails tengan un aspecto, estilo y voz coherente. Si cambiamos el tono de la voz o de la personalidad que utilizas en tus mensajes, las estructura en la plantilla, corres el riesgo de tener clientes confusos y posiblemente a que se den de baja. Sin coherencia,los clientes fieles pueden recibir un correo electrónico, mirarlos y darse de baja sin ver que es uno de los nuestros, simplemente, porque es similar a todos los demás. La información de contacto debe ser siempre fácil de encontrar y debe estar siempre en el mismo lugar. Los esquemas de color y diseño de la plantilla se pueden cambiar un poco, pero sin hacer un cambio demasiado drástico. Así, debemos mantener los elementos reconocibles en cada correo electrónico y adherirlos a nuestra imagen de marca de la empresa para que los usuarios nos reconozcan. Las principales cosas que deben cambiar son la línea de asunto, titular, el cuerpo del texto y las imágenes. El resto debe permanecer relativamente igual. Crea tu estilo y sé coherente.

2 de comentarios

2 Comments

  1. Patricia Midorikawa Nascimento

    15 octubre, 2016 en 10:29

    Hola,

    Yo añadiría que se revisara bien el texto para evitar errores ortográficos. Me parece falta de profesionalidad enviar algo con errores que se pueden evitar pasando el corrector automático y aun así ocurre.

    Gracias!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir