Noticias

¿Es el fin de los anuncios televisivos tradicionales?

servicios audiovisuales

En los últimos años, diversos estudios han ido afirmando que la televisión, tal y como la conocemos hoy, corre el riesgo de desaparecer. Lo cierto es que en los países en los que se debe pagar un impuesto por este servicio, las cifras de abonados han ido descendiendo. Y, por otro lado, los sectores de población más joven están abandonando en masa la televisión en pos de los contenidos online a los que pueden acceder cuándo, cómo y dónde quieran.

No obstante, la televisión no solamente debe enfrentarse a un problema en lo que a consumo se refiere, sino que además está empezando a tener problemas en cuestiones de marketing. Los anunciantes buscan productos más complejos y más parecidos a los que los usuarios pueden ver por Internet. Con lo cual a la televisión no le queda más remedio que adaptarse a las nuevas reglas del juego si quiere garantizar su supervivencia en un futuro no tan lejano. Siendo una de las consecuencias más inmediatas de este proceso de ajuste la muerte de los anuncios televisivos tradicionales.

anuncios de televisión

Según un estudio llevado a cabo por The Guardian, el anuncio televisivo de 30 segundos es cada vez menos relevante en el mercado actual y está destinado a quedar relegado a una simple crónica retro. Lo cierto es que este tipo de anuncios surgieron para dar respuesta a las necesidades que los consumidores tenían en la década de los 60. Una época en la que los consumidores no estaban expuestos a tantas distracciones y se sentaban delante del televisor concentrados únicamente en lo que las pantalla les ponía delante.

Sin embargo, el contexto actual es muy distinto. El consumidor de hoy en día están deseando que los anuncios acaben para seguir con el programa que estaban viendo. No los consideran como contenido informativo, sino como una interrupción. Además aprovechan para entretenerse con el móvil o la tablet. De hecho, según un estudio realizado por Arris, revela que el 84% de los consumidores desearía saltarse la publicidad y un 60% ya lo graba o lo descarga para poder evitarla. A esto debemos añadir que las cifras de consumo influenciadas por este tipo de contenido no hacen más que descender.

¿Quiere decir esto que los anuncios de televisión están destinados a morir? Lo cierto es que la publicidad sigue siendo la principal fuente de ingresos de las cadenas de televisión, pero las compañías del sector están ya dando pasos para cambiar sus estrategias y adecuarse a la nueva realidad. por este motivo, han empezado a surgir en la televisión nuevos formatos para adaptarse a un mundo en el que los anunciantes quieren tener más datos para llegar a los consumidores de otra forma. Es así como hemos sido testigos de la llegada de la publicidad programática a la televisión  en la que un algoritmo cuadra las necesidades de los anunciantes y ofertas por parte de los soportes. Lo cual se espera que siga creciendo en los próximos años.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir