Entrevistas

Es hora de proteger tu marca

Podemos considerar la marca como uno de los principales activos de las empresas. La influencia de las marcas es tan grande que muchas de ellas ejercen tal poder de atracción sobre los consumidores que estos las convierten en verdaderos elementos de culto y son, además, prescriptores de las mismas.

marcas

Entrevista a Jerome Sicard, MarkMonitor:

¿Por qué es tan importante la protección de marca?

Los delitos consistentes en la falsificación de las marcas y nombres comerciales de productos y servicios están aumentando hasta el punto de que algunas empresas pueden ver amenazados sus beneficios. El coste para las empresas de esta actividad ilícita asciende a billones de dólares. Grandes cantidades de la facturación y de los beneficios se pierden debido al abuso de marcas.

¿Cómo ayuda la protección de marca a preservar el poder de atracción de la misma?

Podemos considerar la marca como uno de los principales activos de las empresas. La influencia de las marcas es tan grande que muchas de ellas ejercen tal poder de atracción sobre los consumidores que estos las convierten en verdaderos elementos de culto y son, además, prescriptores de las mismas. Para que esto ocurra se necesitan grandes inversiones en marketing, una estructura comercial y de producto que responda a las expectativas creadas por la marca y mucho tiempo. Cuando todo esto se ha conseguido pero la marca no está suficientemente protegida es muy fácil perder rápidamente los beneficios de los esfuerzos antes mencionados. Los falsificadores se aprovecharán del poder de la marca para derivar tráfico a otros sitios web e intentar, y a menudo conseguir, vender productos falsificados como si fueran genuinos. En ese momento, el glamour de la marca caerá en picado. Y, si no se actúa con rapidez, el valor de la marca y, con él, su poder de atracción se perderá.

¿Por qué es necesario desarrollar y mejorar estrategias de protección de marca en línea?

Internet es un campo abonado para los fraudes on line. En lo que se refiere a los ataques a las marcas, y dejando a un lado los delitos relacionados con el phising que se ceban en las entidades financieras, éstos se centran principalmente en dos aspectos: la falsificación de marcas y el desvío de tráfico a otros sitios web. Internet es, hoy en día, el gran escaparate de las marcas y el enorme desarrollo del e-commerce en todo el mundo las hace especialmente vulnerables en el la red.

¿Para qué tipos de comercios es imprescindible disponer de una estrategia de protección de marca? ¿Por qué?

En la sociedad actual, el uso de Internet como plataforma de difusión y venta es generalizado. Sin embargo, podemos mencionar algunos sectores que se están viendo especialmente dañados por los ciberdelicuentes a través de falsificaciones y secuestro de marcas: la moda y sus complementos, el mercado del lujo, la alta cosmética, los productos farmacéuticos, la banca a través del phishing, los grandes eventos deportivos y de ocio y la tecnología son, quizá, los principales; a pesar de ello, no hay que olvidar que también hay un importante mercado de productos falsos en el sector de las piezas de automoción e incluso aeronáutica, por ejemplo, entre otros muchos.

¿Qué consejos daría para localizar y recuperar tráfico e ingresos desviados?

Una acción holística, que incluya los esfuerzos de los departamentos de marketing, legales y comerciales, unidos a una acción profesional y experta, es fundamental. Las acciones legales contra los ataques son un elemento clave para proteger las marcas registradas y sus sitios web del abuso ilícito de los mismos. Obtener pruebas de la actividad de los ciberocupas a través de la monitorización de la marca y lanzarles advertencias de cese de la misma son dos de las fórmulas para evitar un litigio en el que, en todo caso, tienen todas las de perder. En respuesta al incremento de las amenazas, las empresas han redefinido sus estrategias de protección para ser, a la vez, agresivos y selectivos a la hora de combatir a estos ciberdelicuentes. Está demostrado que la protección de la marca es efectiva a la hora de reducir los casos de abusos online. Los registradores de dominios reaccionan incrementando las actividades de protección para evitar exponer a las marcas a costes de litigación y reducir la rentabilidad del nombre de su página web. Las empresas adoptan una estrategia de protección de marca basada en una vigilancia integral que incluye registros defensivos, acciones legales selectivas y envío sistemático de avisos de advertencia de cara a posibles acciones legales si no cesan los ataques a las marcas. Además, estas acciones permiten a las empresas ganar visibilidad y control sobre los ataques a sus marcas.

De cara al consumidor, ¿hay épocas en las que se debería estar más atento, de cara a las compras de Navidad, por ejemplo?

Sin duda. La próxima campaña de Navidad será la peor desde 2009, según un estudio de ShopperTrak, lo que significa que habrá muchos consumidores buscando buenas ofertas en la red. Los motores de búsqueda van a registrar muchos términos como “oferta”, “ganga”, “descuento”, “oportunidad”, “saldo”… Y esto provocará que los falsificadores y estafadores busquen persuadir a los consumidores con productos falsificados.

Una investigación llevada a cabo por MarkMonitor revela que una de cada cinco personas que buscaban ofertas en Estados Unidos y en Europa compraron por error en sitios de comercio electrónico que vendían productos falsificados. De hecho, los buscadores de bicocas han superado a los que buscan falsificaciones en una media de 20 a 1. Eso no impide que, si no tienen cuidado, se vean atrapados por las malas prácticas de portales maliciosos que derivan tráfico de marcas legítimas a sitios de comercio electrónico ilícito.

Y, ¿qué consejos daría a los “buscadores de gangas” para no caer en trampas?

Algunos consejos a tener en cuenta para garantizar unas compras navideñas seguras son: comprobar la reputación del portal en que se realizan las compras; investigar sobre el precio recomendado del producto que se busca y, si el portal en cuestión lo ofrece por mucho menos dinero, saber que probablemente es falso; examinar la seguridad del portal a la hora de realizar el pago; averiguar si la sede del portal está fuera del país, hay que tener en cuenta que la mayoría de importaciones falsas llegan desde China; controlar el diseño de la página, si hay defectos en el mismo o errores como faltas de ortografía lo más probable es que no sea de fiar; vigilar la política de devolución de productos; y, por último, averiguar si el portal es distribuidor oficial de la marca en cuestión.

1 Comment

1 Comment

  1. Angel Aguilera

    9 octubre, 2014 en 17:09

    Y porque seguir un procedimiento tan farragoso?. Dispongo de idea que reduciría drásticamente la falsificación de las mismas…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir