Noticias

España debe gestionar mejor su marca

Una correcta gestión de la imagen y la comunicación de la marca España ayudaría a nuestro país a salir de la crisis según los datos de la encuesta realizada por la agencia de relaciones públicas Cohn & Wolfe entre más de cien expertos en comunicación europeos.

La muestra, en la que han participado desde los países nórdicos hasta los más próximos como Italia, Francia y Portugal pasando por Alemania, Reino Unido, Bélgica y Austria, coincide en que la gestión de la imagen de España es mala o muy mala (57%).

Francia y Alemania proyectan una imagen mejor de la realidad que vive el país para un 32% y 39% de los expertos de dichos países respectivamente.  En el caso de España, los expertos consultados opinan que la imagen sí se ajusta a la realidad (en un 44%), pero que es una imagen mala (39%) o muy mala (17%).

Según Almudena Alonso, directora general de Cohn & Wolfe “Si bien es cierto que la imagen que proyecta un país no determina su situación económica, sí que puede influir muy positivamente en el estado de bienestar”. Así lo considera la mayor parte de los profesionales encuestados al afirmar que una adecuada estrategia de comunicación ayudaría a mejorar la situación que vive nuestro país.

Otra de las conclusiones que se obtienen de este estudio es que la buena percepción que se tiene de la cultura del ocio de España choca con la mala imagen de la cultura del trabajo. Mientras que aspectos como la gastronomía, el deporte o el turismo reciben una buena calificación por parte de nuestros vecinos europeos, no sucede así con los aspectos vinculados al trabajo y a la economía.  Incluso nuestra personalidad es valorada por una gran mayoría de los encuestados, aunque no la consideren adecuada para el ámbito laboral.

Todos estos expertos en comunicación parecen estar de acuerdo en que España ha sabido comunicar y explotar su liderazgo en el ámbito del turismo (71%) y la gastronomía (42%). De hecho, entre las fortalezas de España muchos de los encuestados han apuntado su oferta turística y de ocio, sus productos gastronómicos y su actividad o  triunfos deportivos, entre otros.

Sin embargo, llama la atención que algunos aspectos positivos que nos caracterizan sean considerados negativos en determinados ámbitos. Y es que, además del desempleo, corrupción y debilidad económica, muchos de estos expertos han señalado también como debilidades de la marca España aspectos como la siesta, la fiesta o el hecho de ser un destino turístico barato y masificado. Además, la falta de formación y profesionalidad de los españoles son otros de los aspectos destacados en la encuesta.

El estudio pone de manifiesto que España debería dejar de explotar clichés como la siesta o fiesta, que los encuestados han vinculado a falta de profesionalidad y competitividad laboral, para potenciar más otro tipo de valores o cualidades. “Si analizamos en detalle estos datos, podemos concluir que debemos continuar fomentando a España como destino turístico, pero vinculándolo a calidad” ha declarado Almudena Alonso.

De hecho, las áreas que convendría potenciar para reforzar la marca España sería la competitividad por un 48% de los encuestados, y la cultura popular e I+D con un 42% respectivamente.

“Aprovechemos nuestro liderazgo en el ámbito deportivo, pero gestionándolo, desde el punto de vista comunicativo, como ejemplo de constancia, perseverancia y esfuerzo que pueda extrapolarse a otros ámbitos como el profesional”, afirma Alonso. “De la misma manera, si queremos llevar a cabo una correcta estrategia de comunicación de la marca España, potenciemos nuestra gastronomía, pero desde la perspectiva de productos de calidad y procesos innovadores con una visión de negocio y proyección que repercuta en el crecimiento empresarial”.

1 Comment

1 Comment

  1. Carlos Domínguez

    12 febrero, 2013 en 23:04

    Como editor del blog de comercio exterior el Exportador Digital reflexiono regularmente sobre nuestra marca país. En uno de los últimos “La marca país de nuestros competidores” evalúo el caso de tres empresas francesas que se apoyan especialmente en el “Made in France” La conclusión es que esa etiqueta no cierra ventas por sí sola y que se puede competir sin marca país, tal y como ya hacen nuestras multinacionales.

    Por otro lado ahora mismo la percepción general no es que no tengamos marca país, es que ésta es negativa y empeora nuestras posibilidades de éxito internacional. Personalmente tengo la impresión de que se trata de una paradoja: aquellos que deben dar ejemplo e imagen (nacional e internacional) son precisamente los que la están estropeando.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir