Marketing

Freelance y co-working, amigos íntimos

El freelance es un trabajador que, con frecuencia, no desarrolla su trabajo desde un lugar fijo, y, en la gran mayoría de las veces, trabaja desde su casa, lo que en cierta forma puede amenazar su productividad por la gran cantidad de factores y aspectos que pueden mermar nuestra capacidad de atención.

Sin embargo, el freelance es un profesional que necesita en ocasiones compartir impresiones y opiniones con otros compañeros de profesión, pero al trabajar en casa, puede resultar un poco más complicado que para otros profesionales, puesto que estamos solos ante la pantalla.

Y es que de lo que no hay duda ninguna es de que el hombre es social por naturaleza, motivo por el cual el freelance necesita relacionarse con otros profesionales, y para ello, el co-working puede ayudar.

Hay que tener en cuenta que en los momentos actuales, la colaboración y las sinergias entre profesionales son fundamentales para poder crecer y avanzar, por lo que los freelance también se apuntan a este modelo.

El co-working consiste en habilitar espacios en los que conviven distintos profesionales, con la posibilidad de que cada uno de ellos desarrolle una actividad diferente, con los beneficios de poder compartir opiniones, de no estar solos. Además, puesto que la idea es crear un espacio interdisciplinar, estos espacios suelen huir de todos los clichés de las oficinas, fomentando la realización de tareas muy diversas.

Otro beneficio que ofrece es la posibilidad de nuevos proyectos gracias a la colaboración y necesidades que planteen otros profesionales, o sea, es un buen modo de hacer networking y conocer a otros profesionales que puedan necesitar de nuestros servicios, ya sea en forma de intercambio laboral o económico.

¿Qué piensas tú?

 

2 de comentarios

2 Comments

  1. Inma Jiménez

    19 abril, 2013 en 10:26

    Hombre, Aless!! qué tal va todo???

    Lo cierto es que sí, cada día somos más los profesionales los que trabajamos sin un lugar fijo, y eso nos perjudica en cuanto a no colaborar con otros profesionales.

    Por eso el co-working nos ofrece una oportunidad muy buena para sacar lo mejor de esa colaboración.

    Un saludo, Inma

  2. Aless Mondie

    19 abril, 2013 en 10:22

    Me parece una idea francamente genial, cada día trabajar en casa en mucho más habitual de lo que parece, los motivos el principal de abaratar costes, pero con ello también reducimos nuestra capacidad de creación, que muchas ves nos viene dada por la propia naturaleza de ser humano, necesita de un estimulo y son muchos los factores externos que nos ayudan. El poder compartir un espacio y no intereses es una forma de ayudar nuestra productividad, particularmente creo en ello como algo que ayuda , sólo falta que alguien aporte este espacio para que distintos profesionales puedan explotar todo su potencial.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir