Marketing

Furgo, la plataforma que conecta a transportistas con todo tipo de particulares y empresas

empresas

empresasEn la actualidad, conceptos como economía colaborativa, reutilizar y reciclar evidencian un cambio profundo en los hábitos de consumo de la sociedad. Aparecieron con la llegada de la crisis y, cada vez se habla más de ellos. Además, las nuevas tecnológicas, internet y los smartphones han contribuido a ello y son los responsables de esta gran revolución. Así pues, plataformas y aplicaciones como Wallapop o Vibbo son cada vez más usadas por millones de usuarios, que compran, venden e intercambian objetos y mercancías. Otro factor que influye es que la sociedad actual no es como la de nuestros padres y abuelos: trabajo fijo y residencia estable. Hoy en día, cada vez hay más emprendedores y autónomos, y, además, las personas pueden cambiar de casa varias veces a lo largo de su vida.

En este entorno, la logística se convierte en el gran protagonista, ya que comprar un artículo de segunda mano o mudarse requieren mover objetos y mercancías de un lugar a otro, algo que se puede convertir en un quebradero de cabeza: se necesita tiempo y, en muchos casos, conlleva unos costes elevados. Además, a menudo, estos traslados no se pueden realizar a través de empresas logísticas tradicionales, bien por las dimensiones o el volumen de la mercancía, o porque al ser un traslado puntual, el porte es muy caro.

De esta necesidad nace Furgo, la plataforma que permite conectar a transportistas con particulares, autónomos y pequeñas empresas que necesitan trasladar una carga, pequeña o grande, de un lugar a otro. Según indica Javier Sánchez-Marco, CEO y cofundador de Furgo, “nuestra intención es clara: ayudar a la gente a mover sus cosas y a los transportistas a facilitarles trabajos”. Las posibilidades que ofrece son infinitas, ya que hay personas que necesitan mover desde un piano a una grúa en un puerto.

La web Furgo.io y la app para IOS y Android son de fácil manejo para el transportista y el usuario, que puede ser un particular, una pyme o un autónomo. El usuario publica un anuncio solicitando un servicio de transporte, indicando detalles como para cuándo lo necesita, la dirección de recogida, la de destino, la descripción y algunas fotos de las cosas que quiere transportar.

Por otro lado, los transportistas envían al cliente sus propuestas para realizar el trabajo y se abre una subasta para que el usuario pueda elegir el que mejor se adapta a sus necesidades, ya sea por precio o servicio. Además, durante el proceso, usuario y transportistas pueden mantenerse en contacto a través de un chat. Posteriormente, cuando el usuario acepta una de las ofertas, paga el precio acordado con el transportista a través de la plataforma de pago Stripe y recibe un código de verificación que facilitará al transportista cuando haya entregado la mercancía, para que pueda cobrar el trabajo realizado.

Gracias a este nuevo servicio, tanto empresas como particulares pueden trasladar cualquier cosa: hacer una mudanza, un objeto de grandes dimensiones, como motocicletas, un palet de cerveza, mobiliario de bar, una puerta antigua para restaurar, cajas con mercancía, mudanzas, esculturas, un tiovivo, un parque infantil inflable, coches, bicicletas, y un largo etcétera. Para los transportistas también es una gran ventaja a nivel de negocio, ya que pueden aceptar solicitudes de los usuarios mientras están en ruta y optimizar así sus recursos, incrementado sus ganancias. Esto es posible porque cuando un usuario publica un anuncio, el transportista que está en un radio de 100 kilómetros para el que se solicita el transporte, recibe una alerta en su móvil a través de la app.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir