SEO

Google llega a su fin (tal y como la conocemos)

Aunque el titular puede resultar algo catastrófico, lo cierto es que se avecinan nuevos cambios que podrían acabar con Google tal y como la conocemos hasta la fecha. La semana pasada Google anunciaba que cambiaría su nombre por el de Alphabet y que el nombre de Google quedaría restringido únicamente a una parte del negocio. Muchos expertos ya han visto en ello una decisión arriesgada, ya que esto podría privar a la marca del aire de innovación y osadía que siempre la ha caracterizado.

Pero si bien es cierto que existen algunos riesgos, la reestructuración de ambas marcas también podría ser muy valiosa para los accionistas de Google, ya que esta nueva marca corporativa ofrece a la compañía una mayor libertad para abrirse a nuevos mercados mientras disminuye el riego de nuevos desafíos en la próxima fase de crecimiento.

Google

Así pues, antes de finalizar el año Google  planear cambiar su nombre por Alphabet, limitando el nombre de Google solamente a su división en Internet. Y es que la compañía ya empezaba a abarcar demasiados sectores: buscador en Internet, fabricante de coches, desarrollador de sistemas operativos para móviles, etc.

El sistema de aplicación de la marca que ha seguido Google en los últimos años ha beneficiado tanto a su negocio de búsquedas como a sus proyectos más atrevidos, como es el caso de los coches sin conductor. Estas apuestas han tenido un gran impacto sobre la marca y han hecho que sea cada vez más competitivo en el universo de Silicon Valley. Y al mismo tiempo su inmenso negocio de búsquedas le ha ayudado a convertir en realidad impulsos fantasiosos y a darles credibilidad.

Sin embargo, al crear una estructura que usa de manera explícita las ventajas de su buscador para financiar nuevas ideas de crecimiento, podría enviar una imagen equivocada no tanto a los usuarios como al equipo interno de la compañía de que  Google se ha convertido en un generador de caja de bajo crecimiento. En cualquier caso, aunque Google ha dicho que los negocios de Alphabet tendrán mayor “independencia”, lo cierto es que aún desconocemos cómo va a funcionar la nueva estructura organizativa.

No obstante, sean cuales sean los riesgos para la marca Google, la realidad es que la invención de la nueva marca podría compensarlos con creces, ya que dará más libertad de expansión y diversificación hacia otros segmentos. En un mundo en el que todo se divide y reduce de tamaño, Google se está haciendo cada vez más grande y complejo. Con lo cual Alphabet ofrece la capacidad de hacer cosas que de otra forma no podría.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir