Social Media

Grandes éxitos del marketing viral

Grandes éxitos del marketing viral. Parece el título de uno de esos discos de grandes éxitos que se realizan cuando un grupo o cantante se encuentran en pleno declive, pero el marketing viral está más vivo que nunca. Eso sí, no hemos podido resistir la tentación de recordar algunas de las grandes campañas (los “grandes éxitos”) del marketing viral, en lo que a la publicidad se refiere.

Los Happiness o cómo amar a Laura sale muy rentable

Una de las campañas más populares y divertidas de los últimos tiempos fue el supuesto videoclip de un grupo, Los Happiness, que se convirtió en un auténtico hit. La canción se denominaba “Amo a Laura”, una oda a la castidad cantada por dos chicos y dos chicas con una estética a lo niño bueno de Grease, pero con un toque de ultraderechista católico.Creado por MTV, animaba a los jóvenes a no ver la cadena. El éxito fue impresionante: se transmitió dentro y fuera de Internet, y huelga decir que el mensaje de no visualización tuvo el efecto contrario.

Be water, my friend: el efecto Bruce Lee

No sólo un gran mensaje, totalmente identificable con BMW, sino una de las mejores campañas virales que se han realizado, además de las más parodiadas. La frase “Be water, my friend” no solo quedó como un claim mítico, sino que se repitió por todos los rincones e la Red. BMW aumentó las ventas del X3 (el coche que aparecía en el spot) un 73%, a la vez que los bloggers redescubrían a Bruce Lee.

Cuando Darth Vader tenía seis años…

… no era Anakin Skywalker, sino que rodaba anuncios de  Volkswagen: además de ser un anuncio tierno y divertido, llegó a tal punto de notoriedad dentro y fuera de la red que Greenpeace aprovechó para hacer una parodia de este spot del Passat en el que la Estrella de la Muerte llevaba el logotipo de la marca de coches. Pero, por mucho que quisiera evidenciar el “lado oscuro” de la marca, lo cierto es que no lo logró.

Con esto finalizamos, si bien somos conscientes de que hay gran cantidad de spots que podríamos mencionar. No obstante, no se trata de un punto y final, sino de un punto y aparte: volveremos a hablar de este tema.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir