Marketing

Internet y el derecho al olvido

El 4 de agosto de 2015, la agencia de marketing online Súmate, analizó al derecho al olvido. El principal objetivo es encontrar la respuesta del problema: ¿Estamos protegidos de nuestro pasado en la época de Internet?

El interés hacia el asunto de la protección de datos personales surgió hace más de un año cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó sentencia a favor de un ciudadano español que había solicitado a Google que eliminara los enlaces a webs que contenían información que afectaba a su privacidad.

La reflexión sobre el derecho al olvido abre una nueva discusión sobre la libertad de información. La contradicción entre el derecho a la intimidad y la libertad de expresión es resultado del avance de diferentes tipos de normativas.

  • Por una parte, el derecho a la protección de datos, que posee cada persona a la hora de pedir la eliminación de información personal errónea, obsoleta o falsa, sobre todo si ésta resulta perjudicial o dañina para su integridad.
  • Por otra parte, el derecho a la libertad de expresión, que asegura la difusión de información de interés para los ciudadanos.

El conflicto entre los dos derechos conlleva nuevas implicaciones. Por un lado, los buscadores argumentan que la indexación y difusión de resultados se realiza a través de un algoritmo matemático, por lo que no existe intencionalidad al servir la información. Por otro lado, los usuarios afectados están buscando maneras de intervención en la red para evitar el abuso con sus datos personales o la publicación de datos falsos, no verificados o injuriosos que afectan su personalidad.

A lo largo de un año, desde que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictara sentencia, Google ha recibido 780.000 solicitudes de borrado de links de los cuales, ha puesto en marcha al 41%. En este sentido, en junio de 2015, los ministros europeos de justicia llegaron al primer acuerdo para definir una normativa de protección de datos a nivel de toda la UE que se está tramitando actualmente en el Parlamento Europeo. Esta nueva ley permitirá a los ciudadanos no solo solicitar la eliminación de información sensible en los buscadores, sino también reclamar la retirada de contenido perjudicial en Internet. Y, además, exigirá el consentimiento expreso de los usuarios para el tratamiento de sus datos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir