Marketing

Inversión de recursos en vano

recursos

Toda inversión de recursos debe ser cuidadosamente realizada. Antes de tomar la decisión necesaria, es imprescindible analizar la situación.

Para realizar un correcto análisis, debes servirte de una guía como la que puedes encontrar en este post:

–          La información ocupa el primer puesto. Sin información no hay decisiones. Y es que para decidir realizar una inversión, antes debe haber un proceso de recogida y análisis de información relativa al asunto. Si se desea adquirir nueva maquinaria, por ejemplo, debe analizarse tanto la oferta de máquinas, como los beneficios que las mismas podrían traer a la empresa. Pero además, es conveniente equiparar la nueva maquinaria a la antigua. Podría darse el caso en el que la inversión a realizar es más alta de lo que podría obtener de vuelta la empresa. En casos como este el riesgo podría tomarse o no, dependiendo de la situación en la que se encuentre la compañía.

–          Hablando de riesgos, hay que analizar todos los riesgos posibles. Es muy probable que el riesgo asociado a la adquisición sea mucho mayor del que pensábamos. Debemos realizar un análisis de los posibles riesgos y de las pérdidas que éstos podrían ocasionarnos.

–          Barajar distintas posibilidades de inversión podría desembocar en un considerable ahorro. La inversión a realizar podría ser sustituida por otra, siempre y cuando el resultado a obtener sea parecido. Debemos ver si las demás empresas, que ofertan maquinaria de este tipo, ofrecen mejores condiciones de mantenimiento y reparación. Pero esto no es todo, el precio de venta podría ser también diferente, en tal caso debemos equipararlo a la calidad. Al fin y al cabo, lo que buscamos con la inversión es la mejora de la calidad del producto final que ofrecemos a nuestros consumidores.

–          Estimación de la mejora. Hasta aquí bien, ahora llega el momento de realizar una estimación de la mejora que obtendremos mediante la inversión a realizar. Si tenemos más de una opción en mente, realizaremos diferentes estimaciones para cada una.

–          Equiparar los resultados. Una vez que hayamos obtenido los precios de las diferentes opciones de inversión, así como las estimaciones de mejora de cada una, llega el momento de equiparar los resultados y elegir dos o tres inversiones estrella.

–          Toma de decisión final. El paso final será el de tomar la decisión final, teniendo siempre en mente el presupuesto que podemos destinar a este tipo de inversiones. Aquí podría recurrirse a la ayuda de profesionales ajenos a la empresa, todo con el propósito de evitar errores. Esto es especialmente aconsejable en casos en los que la inversión es realmente alta, así como su riesgo.

Estos pasos podrían ayudarte a tomar la decisión adecuada. Sin embargo, el análisis de los datos no es muy fácil. Es por ello por lo que las primeras veces es muy probable que necesites recurrir a la ayuda de personas que ya hayan hecho este tipo de estimaciones.

Y no olvides, ¡invertir en vano es perder, tanto dinero como tiempo! Esto es algo que ningún empresario debe permitirse y que todo competidor desea que suceda.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir