Noticias

La actual situación de los sistemas de incentivos en las empresas

A lo largo del siglo XX el rol de las personas en las organizaciones se ha ido transformando. En los albores de aquel siglo se hablaba de mano de obra y posteriormente de recursos humanos, en esta etapa se llegó a considerar a las personas como un recurso importante que se debía gestionar en las empresas.

Actualmente, los conceptos de motivación, talento, conocimiento y creatividad son considerados factores claves en el éxito de las organizaciones, por eso es importante que los trabajadores aporten y para ello es indudable que se les debe, no sólo retribuir acorde a su desempeño, sino también con incentivos que aporten un plus.

Hoy en día las personas son consideradas como uno de los principales elementos de las empresas y cabe señalar que en el desarrollo de las políticas, las organizaciones asumen como desafío la creación de herramientas que mejoren la motivación de los empleados y el clima laboral.

De esta manera, las personas esperan un paquete de prestaciones correspondiente a la dedicación que le entregan a la empresa y a los resultados que logra en su trabajo. Una parte muy importante de esto lo constituye el sueldo, los incentivos y los beneficios tanto en efectivo como en especie; y la otra parte, corresponde a la satisfacción que obtienen con la ejecución de su trabajo y de las condiciones en que éste se realiza.

Trabajando.com España ha realizado una encuesta a sus usuarios, en la que han participado más de 2.500 personas, para conocer la percepción de sus usuarios en cuanto al tipo de prestaciones que ofrecen las empresas y sus características.

Llama la atención que a pesar de todo lo anterior, sólo el 35% de los consultados cuenta con un sistema de compensación.

Pero, ¿qué tipo de incentivos valoran más nuestros usuarios? Sin lugar a dudas, con un 86%, nuestros usuarios prefieren los beneficios monetarios, ya que les permiten destinar los recursos libremente para lo que ellos estimen más conveniente o necesario. Y sólo un 14% valora los no monetarios.

Quienes valoran los beneficios que no son monetarios, reconocen que para ellos lo más atractivo es lo relacionado con su salud (34%) y un 30% se inclina por más días de vacaciones; seguido de un 23% que prefiere las opciones para la educación de sus hijos y un 13% que opta por una jubilación anticipada.

En el momento de evaluar el sistema de compensación de las empresas, tan sólo un 29% destaca tener o haber tenido un programa de compensación justo y equitativo, mientras que un 71% dice no estar de acuerdo con el paquete de beneficios de su empresa.

El capital humano es el factor determinante para lograr un desempeño eficiente, en este sentido la motivación es clave para que las personas hagan lo que la empresa desea. Por esto sorprende que un 68% de los encuestados siente que el paquete de compensación de su empresa/última empresa no fomenta la motivación/la superación continua y tan sólo el 32% se siente satisfecho en este ámbito.

Las empresas se esmeran en atraer y retener a los colaboradores con más talento del mercado, sin embargo, no tienen en cuenta que las personas también buscan organizaciones que satisfagan sus requerimientos. Prueba de ello es que para el 54% de encuestados el sistema de compensación que ofrece la empresa es determinante a la hora de buscar empleo, mientras que para un 46%, es indiferente.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir