Marketing

La emoción guía la acción

emocion¿Qué es aquello que guía las acciones? ¿Qué es lo que puede hacer que compremos los productos que nos ofrece una marca? ¡Las emociones!

Algunos de vosotros pensarán que la afirmación anterior es muy arriesgada, y probablemente estén en lo cierto. ¿Acaso la información no cuenta? Por supuesto que sí, sin embargo, no tiene el mismo poder de conmover a las personas.

Emitir un mensaje informativo no es lo mismo que emitir un mensaje emocional, por lo tanto los resultados obtenidos mediante ambos serán también muy diferentes. Si lo que deseas es conseguir una compra sin gran fundamento, algo que ocurra rápidamente, entonces debes decidirte por el mensaje emocional. Esta opción se aconseja principalmente en los casos en los cuales el precio del producto ofrecido no es muy elevado.

En cambio, si lo que pretendes vender es algo complejo y caro, debes inclinarte por el mensaje informativo al menos hasta que los consumidores sepan qué es lo que tienen delante y descubran que su vida será mejor si lo adquieren.

¿Significa esto que ambos estilos de mensajes no pueden mezclarse? ¡Para nada! Es más, hay quienes aconsejan ir alternándolos. De esta manera podrás informar a las personas y, tras ello, motivarlas para que realicen la adquisición.

En definitiva, nunca olvides el enorme potencial que tienen las emociones. Debes tener claro que aprovecharlo no es muy difícil, y una vez que conozcas los trucos podrás incrementar notablemente las ventas. Para ello se aconseja analizar las estrategias de los competidores directos y escoger las mejores partes.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir