Destacados

La importancia de las traducciones profesionales en las páginas webs

No cabe duda de que las traducciones son un elemento fundamental para cualquier empresa que quiera comercializar sus productos y servicios en otros mercados en los que se habla un idioma distinto. En estos casos, muchas compañías dudan sobre si merece la pena traducir sus páginas webs a otros idiomas y facilitar a los potenciales clientes información detallada sobre la marca y sus productos o servicios. Son muchas las que tienden a pensar que el comprador se siente cómodo simplemente con el hecho de que la página esté en inglés que, al fin y al cabo, es la segunda lengua utilizada en muchos países. Pero lo cierto es que diversos estudios han demostrado que la mayoría de las personas prefieren comprar en una página web que esté escrita en su propio idioma y que muchas veces no compran en sitios que están en otras lenguas precisamente por eso, porque no se sienten cómodos ni seguros.

Así pues, en la actualidad traducir la página web al idioma de los consumidores a los que queremos dirigirnos es fundamental si queremos que se sientan cómodos y adquieran nuestros productos o servicios. Y, por supuesto, debe tratarse de traducciones de buena calidad, realizadas por traductores profesionales, expertos no solamente en la lengua a la que se quiere traducir, sino también en la realidad de las dos culturas. Y es que traducir no supone simplemente cambiar una palabra por otra en otro idioma.

Si tienes pensado expandir tu negocio y cuentas con los medios necesarios para ofrecer tus productos y servicios a otros países, es fundamental que contrates los servicios de un traductor profesional que realice el trabajo. Por ejemplo, si nos centramos en el caso del holandés, una buena traducción te ayudará a dar una imagen más profesional y a mejorar notablemente la imagen de tu marca. Todo ello te estará abriendo a un nuevo mercado, lo que supone más clientes, más trabajos y más beneficios. Por el contrario, una página web llena de errores puede perjudicarte  y terminar por reducir tus ventas y tus beneficios. Con lo cual, no debes ver la contratación de este servicio como un gasto, sino como una inversión.

Pero además, no solamente podrás traducir el contenido en sí, sino también los atributos, etiquetas y metadescripciones a nivel SEO. Es muy importante que todo esto también sea correcto, ya que Google lo tiene en cuenta a la hora de mejorar tu visibilidad en los resultados de búsqueda, tanto a nivel ortográfico como sintáctico y de estilo. La manera en la que tu web esté redactada y traducida resulta decisiva para el SEO y las buenas traducciones no se consiguen con ningún traductor automático.

Un buen traductor debe ser capaz de adaptar el mensaje expresado en una lengua a otra que está impregnada de una cultura completamente distinta sin que el lector se dé cuenta de que se trata de una traducción. Con lo cual, el éxito de este tipo de trabajos radica en que el traductor se mantenga invisible para el lector, de modo que perciba lo que lee como un texto original y no como un contenido transformado. Solamente así se consigue transmitir la intención que llevaba impresa el texto inicial.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir