Noticias

La inversión no es directamente proporcional al éxito

Realizar una inversión muy alta no asegura que el resultado obtenido será el esperado. Hay personas que establecen una relación directamente proporcional entre inversión y éxito.

Sin embargo, la cuestión es mucho más compleja de lo que parece. Hay ejemplos de grandes multinacionales que nacieron sin invertir nada más que el tiempo y talento del emprendedor, y compañías que se lanzaron al mercado con inversiones muy altas sin recibir a cambio éxito e ingresos suficientes, que logren la supervivencia de la empresa.

El secreto del éxito se debe a muchísimos factores entre los que destacan:

– Tiempo invertido: cuánto mayor sea el tiempo invertido, mejores resultados habrá. Y es que la constancia mejora tanto al trabajador como a su modo de trabajar.

– Talento del emprendedor y del equipo de trabajo: el talento no puede faltar, puesto que hay empleados que se contratan sin disponer de los estudios especificados para el puesto de trabajo ofrecido. Esto se debe a que hay personas que destacan por su talento, necesitan la formación extra para mejorar aún más. Las consecuencias que desembocan de sus acciones son muy lucrativas para la compañía.

– Esfuerzo: si se dispone de talento, pero faltan motivación y esfuerzo, se puede afirmar con seguridad que los recursos no se aprovechan al máximo, por lo tanto, es más costoso alcanzar al éxito empresarial.

– Ganas de trabajar: las ganas de trabajar hacen que un empleado se convierta poco a poco en profesional dentro del sector. Pues este factor está relacionado con todo lo anteriormente descrito.

Es imprescindible destacar que todos estos factores no pueden ir separados, al contrario, en los casos empresariales en los que se puedan encontrar todos los factores enumerados, e incluso algunos más, será cuando los resultados llevarán al éxito.

2 de comentarios

2 Comments

  1. Joel Pinto

    28 agosto, 2012 en 8:18

    Ojalá la inversión fuera proporcional al éxito. Seríamos todos felices y viviríamos en paz, aunque seguramente tendríamos que lidiar entonces con la guerra entre los que quieren demostrar que son los “más grandes inversores”.

    Como bien dices, el éxito estriba en la suma de muchos elementos que nos llevan al logro de objetivos concretos, previamente establecidos. Exito y grandiosidad no están relacionados. El éxito consiste en caminar siempre hacia adelante, incluso cuando tenemos que cambiar de rumbo.

    • Inna Nikolova

      31 agosto, 2012 en 16:26

      Muchas gracias por el comentario Joel.

      Estoy muy de acuerdo con la siguiente frase “El éxito consiste en caminar siempre hacia adelante, incluso cuando tenemos que cambiar de rumbo”, además, cada empresa debe esforzarse por guiar a su estrategia correspondiente hacia el cumplimiento de los objetivos. En el supuesto caso de que no funcionen de manera adecuada, habría que modificarlos. Al fin y al cabo, la sociedad cambia muy rápidamente y hay que estar muy pendiente de las posibles consecuencias.

      Un Saludo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir