Noticias

La moda española necesita mejorar en optimización y reputación online

La optimización del site y la gestión eficiente de la reputación online son algunas de las áreas de mejora para la industria de moda española en Internet, según un análisis llevado a cabo por Daemon Quest by Deloitte.

A través del informe Oportunidades en el canal digital se identifican las principales tendencias del comercio electrónico en España aplicado al sector de la moda, así como el comportamiento de los grandes actores de esta industria en el canal digital, con el objetivo de establecer una hoja de ruta para las compañías en este entorno.

El comercio electrónico, tendencia emergente y no consolidada en la moda española

Las compañías deben prepararse y conocer un canal, Internet, que está transformando su negocio. En él es necesario conocer cómo conectar con los consumidores y cómo fidelizarlos. El informe de Daemon Quest by Deloitte subraya como necesarias, entre otras, las estrategias de optimización de los sitios web. Tras analizar la presencia en Internet de los principales actores españoles de la industria de la moda, el estudio señala como estratégico un impulso en la optimización hacia buscadores, en la usabilidad y experiencia de usuario, en la presencia en redes sociales y en la publicidad online.

El informe destaca el papel de las herramientas participativas, necesarias para favorecer el encuentro entre marcas y consumidores. La posibilidad de dejar comentarios en la web, el enlace de la misma con las redes sociales o la posibilidad de dejar comentarios y mejoras en un buzón de sugerencias son ejemplos de herramientas participativas que se ponen a disposición del usuario y que fomentan la conversación con el mismo.

Por otra parte, la gestión de la reputación online es clave para el desarrollo de un negocio digital. Los consumidores compran productos en Internet y leen comentarios y opiniones de otros usuarios. Por ello, es fundamental monitorizar lo que se dice de la marca en Internet, y establecer una estrategia de comunicación online y un protocolo de actuación en el caso de crisis de reputación, donde se conozcan los procedimientos a seguir en cada caso y determinar quién es el responsable de actuar, concluye el estudio.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir