Noticias

La productividad y la felicidad laboral van cogidas de la mano

En el puesto de trabajo, a menudo, se descuidan algunos aspectos que podrían multiplicar la productividad de los empleados.

La felicidad laboral no es tan difícil de conseguir como opinan muchos empresarios. A pesar de la profunda crisis económica, que estamos atravesando en la actualidad, los trabajadores pueden ser felices. La clave está en llevar a cabo una buena estrategia de comunicación interna.

Es imprescindible que la alta dirección, en concreto el gerente, ponga en énfasis la importancia de la labor llevada a cabo, por cada una de las personas que trabajan en la compañía. Pues, al fin y al cabo, todos contribuyen al cumplimiento de los objetivos, todos aportan ideas innovadoras que bajo ningún concepto deben ser desaprovechadas.

Uno de los objetivos principales, dentro de la compañía, debe ser el fomento de la comunicación bilateral. El feedback devuelve información muy valiosa.

Además, si el empleado aprecia que su opinión es escuchada y, en algunos casos, aprovechada para la consecución de las metas, su productividad alcanzará unos niveles muy beneficiosos para ambas partes.

El ambiente de trabajo debe estar cargado de optimismo, los trabajadores deben compartir ideas y opiniones que propicien la creación de lazos de amistad y desemboquen en la creación de un ambiente de confianza y cordialidad.

En definitiva, la buena comunicación interna es aquella que persigue multiplicar la productividad, sirviéndose de tácticas enfocadas al incremento de la felicidad laboral. Todo esto, llevado a cabo a través del diálogo y la fluidez comunicativa entre gerentes y empleados de todos los departamentos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir