Marketing

La publicidad creativa, un juego de niños

La publicidad eficiente, aquella que logra llamar la atención de todos los individuos, basa su existencia en un buen concepto creativo. Cuanto mejor sea el concepto, durante más tiempo será recordada, compartida y comentada la publicidad por parte de las personas.

¿No es eso lo que exactamente todos queremos para nuestras marcas? En realidad, lo que pretendemos lograr por medio de las campañas publicitarias es incrementar la notoriedad de marca y tras ello conseguir que las ventas se incrementen. Uno de los mejores modos para conseguirlo es ser innovador y contar siempre con el factor sorpresa.

Cuando de creatividad se trata, hablamos muchas veces de un juego de niños. Crear campañas publicitarias exitosas no es nada fácil, pero sí que puede ser un proceso divertido y entretenido. Para ello, debes rodearte de personas optimistas y desenfadadas; deben poseer cerebros libres que no conozcan las limitaciones y a los que les gusten las aventuras. Te preguntarás por qué necesitas este perfil de compañeros de trabajo y la respuesta es la siguiente: para crear obras publicitarias muy buenas es necesario dejarse llevar por cualquier idea que se te venga a la mente. Esto fortalece el proceso creativo y hace que los resultados obtenidos sean mucho mejores. Pero, además, en el momento en el que todo esto es compartido con personas con el mismo perfil, debes tener por seguro que la idea final será un exitazo.

Por supuesto, no debes olvidar que el mensaje y las creatividades elaboradas deben ajustarse a los gustos y preferencias de los posibles compradores.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir