Marketing

La publicidad programática sigue en auge pese a ser casi desconocida

vídeo interactivo

Si hay una herramienta que esté irrumpiendo con fuerza en las agencias de marketing esa es sin duda, la publicidad programática. Su éxito reside en que permitir un alto grado de segmentación por lo que se puede alcanzar el target con muchísima más facilidad.

Los usuarios no pagarían por eliminar la publicidad pese a que les molesta

Según un informe de Magna Global, el gasto en esta partida aumentará en 29.000 millones de dólares en 2015, y puede que hasta 61.000 millones de dólares en 2018. Así pues, los marketers lo tienen claro y apuestan fuerte por la publicidad programática. Pero vayamos a los datos: si miramos la encuesta realizada por Appnexus, Warc DDMAlliance y IAB Europa, dos tercios de los marketers están utilizando la publicidad programática, y un 67% cree que es una de las herramientas más importantes que las agencias de marketing tendrán que dominar.

Los resultados de la encuesta revelan que cada vez irá adquiriendo más relevancia, al menos hasta 2020. Por el momento, para los marketers la importancia de dominar la publicidad programática es mayor respecto a otras aptitudes como la creatividad, las relaciones con anunciantes y medios, o el dominio de la publicidad offline. Esta última está en sus horas bajas y un 35% de los encuestados pronostica que no tendrá importancia en 2020.

Resulta paradójico que, pese a esa confianza en la buena evolución de la publicidad programática que manifiestan los marketers, un 47% de los encuestados afirma tener poca o ninguna idea de cómo se utiliza. Ese desconocimiento comporta que solo sea un 15% de los participantes en la encuesta el que crea que es una herramienta fiable. Para paliar ese desconocimiento, IMF Formación pone al alcance de todos los interesados un máster en marketing y comunicación digital en el que se profundiza sobre los medios publicitarios digitales.

Pero más allá de esa ignorancia sobre la publicidad programática, los encuestados muestran ciertos miedos: a aparecer en webs indeseables (así lo aclara el 43%), o a verse implicados en algún posible fraude por la falta de transparencia sobre dónde aparecerán los anuncios (según el 42%). Y es que solo el 14% afirma tener seguridad sobre cómo van sus campañas digitales, y apenas un 8% dice que su relación con los vendedores es totalmente transparente.

La transparencia es el talón de Aquiles de la publicidad programática, y es por ello que tanto publicistas como medios exigen conocer identificar quien paga y donde aparecen los anuncios.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir