Noticias y Actualidad

La reducción de los costes fijos de oficina, principal prioridad para las empresas españolas

oficina

Últimamente, las empresas españolas están cambiando profundamente su forma de trabajar, apostando por modelos de negocio que cuentan con una estructura de costes más flexible. De acuerdo con el último estudio del proveedor de espacios de trabajo Regus, el 54 % de las empresas españolas tiene como máxima prioridad para el próximo año reducir los costes fijos de oficina. Generalmente, son las grandes empresas las que suelen invertir más recursos en el uso y mantenimiento de espacios de trabajo que no utilizan de manera eficiente, pero esta preocupación afecta a entidades de todos los tamaños.

Según el estudio, realizado entre más de 390 empresarios de todo el territorio español, la tendencia a flexibilizar el espacio de trabajo está en auge. De hecho,  el 35 % de las compañías que fueron encuestadas espera ver a todo tipo de empresas optar por contratos de arrendamiento flexibles, en lugar de por los convencionales alquileres a plazo fijo. Los contratos de alquiler atan a las empresas a espacios de trabajo que no pueden adaptarse a sus nuevas necesidades. Por lo tanto, es necesario encontrar espacios que se puedan aprovechar al máximo. Según datos del estudio, el 33 % de las compañías espera que el próximo año sus trabajadores exijan trabajar más cerca de casa. Esta previsión está llevando a muchas empresas a elegir espacios de trabajo que se adapten a las nuevas necesidades del personal.

Otro dato muy significativo es que el 38 % de los encuestados espera que el aumento de la flexibilidad laboral afecte especialmente a las pequeñas empresas. Del mismo modo, el 38 % afirma que la búsqueda de una mayor agilidad es uno de los principales factores impulsores de la flexibilidad laboral, mientras que el 35 % destaca la voluntad de evitar el alquiler a plazo fijo, que dificulta la rápida expansión y contracción de las empresas.

En palabras de Philippe Jiménez, director general de Regus en España, Costa de Marfil y Senegal: “El espacio de trabajo como servicio permite a las empresas responder a las nuevas necesidades de forma cómoda y económica. A las empresas pequeñas y a las que están en proceso de expansión les convienen más los espacios de trabajo flexibles que las oficinas fijas, que pueden no satisfacer sus necesidades en el futuro. Esa flexibilidad les permite incorporar personal rápidamente en caso necesario o reducir la plantilla sin acabar teniendo espacio desocupado.”

En un entorno empresarial que evoluciona rápidamente, una empresa de cualquier tamaño puede disponer de una alternativa a la tradicional oficina central fija. “En contra de lo que muchos puedan pensar, este modelo de negocio también sirve para empresas más afianzadas, ya que cuando tienen que hacer frente a presiones inesperadas, pueden beneficiarse de la agilidad que proporciona el espacio de trabajo como servicio”, afirma Philippe Jiménez.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir