Marketing

La Responsabilidad Social Corporativa del futuro

La Responsabilidad Social Corporativa puede hacer que una compañía crezca a gran velocidad, pero también puede hundirla. Podemos decir que se trata de jugar con fuego y tratar de salir ganando.

Si un directivo quiere que su compañía alcance el éxito no cabe duda alguna de la necesidad de hacerla más humana. Y es que a los consumidores les gustan aquellas marcas que son socialmente responsables y que se preocupan por conseguir un mundo mejor.

Está claro que cuando dicha RSC es demasiado pronunciada y demasiado forzada, podría provocar el rechazo de todos los mensajes publicitarios que emite la compañía. Por ello, es de especial interés mantener siempre unos límites.

El mejor modo de crear dichos límites es analizar el entorno. Pues la RSC suele centrarse en temas que en el momento provocan un cierto interés o descontento entre la sociedad. Ésta es la razón por la cual hay que tener mucho cuidado. Cuando las personas estamos descontentas con un tema, buscamos la solución del problema. En el caso perfecto, será la compañía la que la encuentre. Pero a veces observamos tan solo intenciones de hacerse con los méritos que no se merecen.

La RSC es una de las maravillas del marketing, pero hay que tener muchísimo cuidado con las consecuencias que podría traer consigo. Una vez que los individuos sean cabreados no habrá vuelta atrás. Se aconseja realizar siempre planes de crisis y aplicarlos durante los primeros indicios de situaciones conflictivas.

La RSC del futuro intentará ser más humana y sincera; dejara de transmitir mensaje vacío y se centrará en lo que de verdad importa: las personas.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir