Marketing

La revolución de la sintaxis en Internet

redes sociales

escribir para internetHemos comentado muchas veces el cambio que ha provocado el medio Internet en el modo en que escribimos los artículos, sobre todo en prensa y blogs. Cambios que los profesores universitarios comienzan a remarcar en sus clases y ya podemos encontrar en manuales especializados en cómo escribir para Internet.

Una de las cosas que más llama la atención a los profesionales es que se recupera el modo clásico de redactar una noticia, la pirámide invertida. El esquema de la pirámide invertida plantea que la noticia debe responder a las 5 w (Who, What, Where, Why y How).

La noticia se redacta en 4 párrafos en orden decreciente de importancia y se condesa en un título de máximo 6 palabras. Lo ideal es que estos párrafos se puedan ir eliminando del último hasta el segundo, de manera que el lector no advierta la falta de ninguno de ellos para entender los aspectos más relevantes de la noticia.

Este modelo de pirámide invertida se ha ido desvirtuando con los años en el mundo de periodismo, pero, paradójicamente, las exigencias del medio online han recupera el esquema de la pirámide invertida y la moderniza, dándole un estilo fresco y dinámico.

Si la pirámide invertida narraba el mismo hecho 3 veces (titular, lead y cuerpo de la noticia), la nueva pirámide los narra una sola vez. El título y el lead pasan a ser uno solo, y aportan el grueso de la información. El cuerpo de la noticia agrega información, pero es el titular el que aporta todo el contenido. El titular pasa a ser la estrella.

Así, si debemos sintetizar un hecho noticioso en un titular, cambia el modo en que usamos el lenguaje y la sintaxis, en pro de una economía de las palabras.

  • Frases cortas, sencillas, concretas. Buscamos entre los sinónimos aquellas que dicen lo mismo en menos espacio, por ejemplo fin en lugar de propósito.
  • Uso directo de verbos. Las perífrasis y los giros lingüísticos apenas se utilizan. Diremos declaró en lugar de hizo una declaración.
  • Fin de las locuciones temporales. Las locuciones temporales ya han pasado a la historia. En lugar de usar a la mayor brevedad posible o en el día inmediatamente anterior, utilizamos antes y ayer.
  • Verbos a la cabeza. Los lectores de Internet solo ven el primer tercio de los titulares, y las primeras frases de los párrafos cuando exploran una página en Internet por lo que la acción principal debe aparece al principio.
  • Uso de cifras. Se recupera el uso de las cifras cuando se tiene que escribir números. Si tradicionalmente escribimos los números, la funcionalidad y la rapidez de la lectura nos reclama la cifra para facilitar la compresión del lector.

Todos estos cambios de estilo no solo afectan al periodismo o la gestión de blogs, sino que se está extendiendo a todas las áreas; textos científicos, literatura, ensayo, etc.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir