Marketing

La satisfacción que sentimos al aprender

La satisfacción que sentimos al aprender

Si hay algo que los emprendedores tienen en común, son las ganas de esforzarse y mejorar día a día. ¿Por qué? Muy simple: la satisfacción del trabajo bien hecho y de unos resultados excelentes los hace felices.

Algo parecido ocurre cuando aprendemos cosas, nos sentimos satisfechos con lo que hemos realizado y esto nos hace felices. Es por ello por lo que hay personas que no se sienten realizadas en su trabajo en el momento en el que dejan de aprender. ¿Qué deben hacer las empresas al respecto? Motivar a los empleados a asistir a cursos y seminarios que incrementarán su sentimiento de realización y les motivarán en el puesto de trabajo.

Volviendo al tema del esfuerzo, debo destacar que la motivación y el esfuerzo están relacionados con los resultados que uno obtiene. La frustración podría hacer que pierdas el interés y le tengas cada vez más miedo a los desafíos. Para evitar que esto ocurra se aconseja no plantearse metas demasiado difíciles. Empezar con algo fácil te dará el coraje para seguir avanzando.

Dicho esto, todo emprendedor debe ser consciente de lo que es capaz de hacer y de lo que no. Conociendo las fortalezas personales uno puede sacar gran provecho. Por ejemplo, si sabes que eres bueno aprendiendo idiomas, no lo dudes más y continúa formándote. Lo primero es que tendrás un currículum excelente y más posibilidades de expandir tu negocio personal en otros países; y lo segundo es que te sentirás bien contigo mismo. Ser feliz depende de muchas cosas, pero también de nosotros mismos.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir