Marketing

La sinceridad, una de las cualidades más valoradas

¿Cuál es el precio de la sinceridad? ¿Es beneficioso a largo plazo ser sincero con los consumidores?

Pues bien, cuando hablamos de sinceridad hablamos de decir la verdad y no faltar nunca el respeto a las personas con las que estamos interactuando. Toda marca debe ser consciente de la fuerza que tiene la autenticidad.

Si pretende tener una imagen honesta y alcanzar la lealtad de los consumidores debe centrar sus mensajes en una estrategia concentrada en la honestidad. Aunque es bien cierto que a menudo puede haber situaciones en las que la verdad duela y el mensaje emitido puede tener consecuencias sobre los que lo reciben. ¿Qué hacer en casos como este?

Siempre se deben intentar evitar los conflictos, sin embargo, hay veces en las que la compañía está inmersa en conflictos que a medio o largo plazo pueden provocar problemas y pérdidas de beneficios, dejando una imagen dañada en la mente de los individuos. En esos casos es imprescindible basar toda la comunicación emitida en la transparencia.

Las personas valoramos la verdad aunque a veces no sea la más conveniente. Es más preferible reconocer un error cometido que engañar para evitar un conflicto. Pues a largo plazo el precio que pagaremos será mucho más alto y los daños producidos pueden superar la fuerza de la compañía, dejando en peligro su supervivencia.

En definitiva, se debe intentar buscar siempre la sinceridad y afrontar toda situación de crisis con un comportamiento honesto y veraz. Solo de esta manera conseguiremos la lealtad de nuestros consumidores y obtendremos unos beneficios sostenibles a largo plazo.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir