Marketing

Lanza la caña del Engagement con un buen anzuelo, los contenidos

Seguro que ya habéis oído hablar largo y tendido de la importancia de los contenidos y de crear una estrategia que nos ayude a optimizarlos. Estoy segura de que habéis escuchado que los contenidos son la mejor manera de lograr ese engagement que todos deseamos y no todos conseguimos.

Ofrecer un buen contenido en nuestros sitios, como ya he dicho en muchísimas ocasiones y repetiré una y otra vez, es la llave de que los usuarios se “enganchen” a nosotros, es, por decirlo así, el anzuelo de nuestra caña para “pescar” usuarios. Proporcionar esos contenidos de calidad en nuestro blog o web supone o hace presuponer al lector que tanto nosotros como profesionales como si somos una marca, nos preocupamos por la calidad, implica que nos interesa mucho nuestra comunidad, que queremos saber mucho más de ellos y que nos involucramos muchísimo con sus necesidades y sus gustos.

Pero no significa que simplemente con un contenido de calidad vayamos a conseguir esa vinculación especial del usuario con nosotros que buscamos, necesitamos algo más, la segunda rueda de nuestra bicicleta. Necesitamos una presencia social fuerte que nos permita interactuar con los demás usuarios charlando con ellos, respondiendo a sus preguntas y solucionando sus problemas, y, por qué no, preguntándoles qué quieren leer en nuestro blog.

Dicho así puede parecer muy fácil: escribir un buen post y difundirlo.

Bah, eso lo puede hacer cualquiera…

Un buen contenido sin difusión no sirve absolutamente para nada, y para ello necesitamos elegir el canal adecuado, siempre según tus objetivos. Elegir un canal que no es adecuado puede suponer un gran error, ya que implica que ese contenido no va a llegar a los lectores por un simple motivo: porque nuestra comunidad no está en ese canal. Por esa razón es imprescindible, antes de compartir el contenido de calidad por un determinado canal, haber realizado un estudio previo para dilucidar si realmente nuestra comunidad está donde pensamos.

Cuando creamos contenidos de calidad, debemos hacerlo siempre pensando en nuestra comunidad, que, al fin y al cabo, nuestros usuarios son los que importan, son los que nos aúpan a la posición que ellos quieren o nos hunden en la más absoluta indiferencia. Por esa razón, siempre tenemos que tenerla presente.

No podemos aburrir a la comunidad, ellos quieren contenidos variados. Ya sabes, como dice el refrán, en la variedad está el gusto, ¿no? Además, necesitamos ser constantes en la frecuencia de publicación, acostumbrar a nuestros usuarios a nuestro ritmo, que sepan que el lunes a las 10 de la mañana, por ejemplo, va a haber un post nuevo en nuestro blog.

Pero aunque nosotros pensemos que tenemos un buen contenido, no podemos asegurarnos de su calidad sin recibir feedback, pero eso sí, no podemos obsesionarnos con buscar la perfección: eres humano y esa imperfección te hace más interesante.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir