Social Media

Las claves de la empresa humana, único sinónimo de confianza

Cada vez es más frecuente escuchar acerca de la importancia que tiene la escucha en las redes sociales.

Aunque también es cada vez más frecuente oír hablar a los “expertos” sobre el peso específico que adquiere la interacción social en éste ciclo tan necesitado de talentos con los que co-crear.

Si bien es cierto que la reflexión anterior nos vuelve a situar ante el “Avatar” que todos llevamos dentro, es también una realidad que en las empresas de hoy, las marcas que logran solventar los obstáculos derivados de las reminiscencias del modelo tradicional de hacer empresa y consolidar una influencia reconocida en su mercado, saben que no es posible lograrlo sin la participación activa de nuestros clientes (satisfechos y fidelizados)

De lo que no cabe ninguna duda es que si queremos construir una imagen social, virtual, digital o cómo queramos llamarlo apoyándonos en las innumerables e innegables ventajas que nos brindan las redes, debemos ser capaces de entender que la empatía es una forma de ser, la ética un modelo de negocio y la calidad un requisito excluyente.

Saber qué esperan de nosotros los clientes, colaboradores y aliados, entender que somos personas y el orden social que impere debe estar asentado sobre la naturaleza “más humana” se ha transformado en el único camino hacia un ROI eficiente para cualquier negocio.

Escuchar, interactuar, crear, incorporar, sumar, reconocer, asumir, avanzar… son acciones indispensables para la empresa actual.

Pero… ¿cómo aterrizamos los conceptos? … lo hacemos a través de un ejercicio, situémonos en la empresa como lugar físico, en ella interactuamos con nuestros compañeros, líderes y clientes (según el mercado) a diario. No es difícil imaginar cómo se desencadena una situación de tensión, como se produce un desencuentro… qué es lo que sucede

• Lo importante siempre es medir el impacto y  la razón por la que se produce.
• Después, no queda otra, la clave, lo que marca la diferencia, es entregar una respuesta rápida, que entregue soluciones y no mayor confusión.
• Y por supuesto, es indispensable reconocer que hubo un error y, si la comunicación se ha generado públicamente, reconoce y responde de la misma manera, aunque es recomendable también, establecer canales directos de comunicación con la persona molesta.

Aterrizar los conceptos con los que hoy se define al marketing en las redes sociales, es tan sencillo como visualizar cualquier escenario de nuestra vida cotidiana, cuanto más dispuestos estemos a asumir nuestros errores, disculparnos, aprender de ellos y resarcir a quienes dañamos, más sólidas y estables serán nuestras relaciones.

Estamos avanzando por un nuevo orden social en el que las cualidades que nos hacen “humanos” son las que lideran las reglas del juego impuestas por el mundo digital; la empresa humana, único sinónimo de confianza.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir