Marketing

Las claves para crear un contenido de calidad

Que el contenido es algo fundamental para toda marca que quiera tener una presencia fuerte en internet es algo que, a estas alturas, ya nadie puede discutir.

Los beneficios de aportar y compartir un contenido relevante es muy beneficioso para nuestra imagen de marca, para ser reconocidos como marcas influyentes y para crear una vinculación importante del cliente con nuestra marca.

Existe una falsa creencia, una falacia, tal vez, que afirma que a los usuarios que utilizan las redes sociales no les gusta leer, que prefieren ver vídeos o escuchar postcasts, pero la realidad es que cada día son millones y millones de usuarios los que demandan en la blogosfera contenidos de calidad relacionado con muy diferentes temas, por lo que, debido a la gran abundancia de plataformas donde localizarlo, es de una importancia capital que nuestro contenido sea de la mejor calidad posible.

Pero, ¿cómo sabemos nosotros, como creadores de contenido, cuál es relevante y cuál no?

Debemos, ante todo, analizar con sumo cuidado a nuestra comunidad, conocerla a la perfección para saber y conocer cuáles son sus gustos y proporcionárselos, a la vez que sacamos nuevos contenidos de sus propuestas y su feedback, pero, más allá de las preferencias de nuestra comunidad, es necesario seguir las pautas, principalmente, de nuestro sentido común.

Para ser percibidos como una marca que aporta un valor añadido en los contenidos, es necesario que establezcamos una frecuencia en la publicación de artículos en la plataforma en la que solamos incluir nuestros posts, estableciendo un calendario de publicación e intentando lanzar nuestras actualizaciones en redes sociales en la hora de máxima audiencia de nuestra comunidad, y aprovechar esos picos para promocionar de una forma más intensa el contenido propio, el creado por nosotros. Eso nos asegurará que nuestro contenido, el que creamos, será visto por más usuarios que aquellas actualizaciones que lanzamos en otros horarios.

Por otro lado, un contenido de calidad pasa forzosamente por ser veraz y, en caso de ser necesario o compartir estudios, ser contrastado y aportar fuentes. Los usuarios que siguen nuestras publicaciones lo hacen precisamente porque confían en que nuestra información es cierta, lo que proporciona ese valor añadido del que hemos hablado ya en muy repetidas ocasiones. La sinceridad no sólo es necesaria en nuestra actitud a la hora de interaccionar con la comunidad, sino, en los artículos que publicamos.

Algo a lo que no se le presta atención generalmente, es un punto fundamental a la hora de crear un contenido de calidad, y no es otra cosa que la coherencia, el contexto. Pongamos un ejemplo: si nuestra marca es de material deportivo, como zapatillas de deporte o equipamiento deportivo, los temas que deberíamos abordar en nuestro blog tendrían que estar relacionados con esto, ser coherentes con nuestra temática y tratar temas relacionados.

Lo contrario descolocaría a nuestra comunidad, a nuestra audiencia, no les ofrecería confianza o, como se suele decir, no les cuadraría.

Además, si posteamos naranjas y publicamos vídeos acerca de manzanas confundiremos a nuestra comunidad. Debemos ser coherentes, mantener una misma línea, un tema, y adaptarlo a las diferentes plataformas.

¿Y tú qué piensas, cuáles son las claves para crear un contenido de valor?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir