Marketing

Las nuevas empresas o se deslocalizan o mueren

“Las principales dificultades vienen de nuestro actual sistema financiero. Hoy, las nuevas empresas o se deslocalizan o mueren”. Con estas frases iniciaba la ex ministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmendia la mesa redonda con motivo de la presentación, el pasado viernes, del libro “España 3.0”, escrito por Javier Santiso, vicepresidente de ESADEgeo, en el que autor invita a “resetear el país” a través de la educación, la innovación, la digitalización y la internacionalización. En el acto, que se celebró en el Espacio Bertelsmann de Madrid, participaron, además, Enrique Verdeguer, director de ESADE Madrid; Roger Domingo, director editorial del Deusto; Martín Varsawsky, fundador de Jazztel y Fon; Enrique V. Iglesias, ex secretario general de Iberoamérica, y Luis Maroto, CEO de Amadeus. Todos ellos coincidieron en que, como decía Garmendia, también fundadora de la empresa Ysios, “para resetear el país hay que aprender a hacer las cosas diferente”.

Esta misma premisa aparece en el libro de Santiso, quien afirmó en su presentación que “España tiene que desmarcarse, sólo haciendo las cosas diferentes podrá meter gol”. “Ahora tenemos una clase obrera sin obras, una clase media sin medios y una clase alta sin clase”, reconocía al tiempo que insistía en que “desde 2003 las matrículas en ingeniería han disminuido un 40% y nos estamos quedando sin capacidad de innovación”.

Martín Varsawsky, CEO de Jazztel, recogió el guante del autor de “España 3.0” y argumentó que en nuestro país todavía sigue existiendo el pensamiento de que “estudiar una carrera es para un objetivo más noble que trabajar”, cuando sucede “todo lo contrario”. “Es un problema estructural, en España existen personas educadas para cosas que no hacen falta y personas sin educar”, matizó.

Por su parte, el ex secretario de general de Iberoamérica Enrique V. Iglesias destacó que “los españoles no son conscientes de lo que son capaces de hacer; de lo que han logrado en materia económica, política y social”: “En el momento en el que comiencen a valorar eso y la calidad de vida, podrán acabar con muchos prejuicios para crecer”.

A modo de conclusión, Luis Maroto, CEO de Amdeus, recogía las palabras de Garmendia sobre la financiación y entonaba el mea culpa de la empresa en esta situación: “Sin dinero es imposible llevar a cabo innovación, y desde las empresas también tenemos que hacer nuestros deberes. No llegamos ni de lejos a lo que invierten otros países”, confesaba mientras hacía un guiño a la Administración. “No es su papel el traer ideas, sino el de, al menos, no poner trabas”.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir