Social Media

Las páginas web y el uso de las imágenes adecuadas

Rebecca Swift, Head of Creative Planning en iStockphoto nos explica los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de crear y mantener una web efectiva para Pymes.

Nos encontramos en un contexto económico difícil en el que las pymes deben trabajar con eficacia para obtener ventaja sobre sus competidores. Debido a los recientes cambios en la legislación sobre los derechos de autor y la proliferación de las herramientas de creación de webs tipo “hágalo usted mismo”, muchos empresarios se sienten inseguros respecto a cómo crear una página web que destaque, atraiga clientes y se ajuste a sus necesidades, además de respetar la legalidad vigente.

Las empresas deben intentar comunicar sus valores de marca y propuestas únicas de forma exitosa. En la actual sociedad orientada al mundo online, una página web fácil de utilizar con un elevado atractivo visual resulta fundamental. El lenguaje gráfico utilizado en una página web tiene que representar los valores de la empresa y conectar con sus clientes. Las imágenes empleadas por una empresa de fontanería, por ejemplo, serán muy diferentes a las que use un bufete de abogados. Cada sector tiene una forma distinta de utilizar el lenguaje visual para dirigirse a su público.

Elegir una imagen entre millones de opciones puede suponer un importante desafío. Pero las pymes deben tener en cuenta cinco aspectos importantes antes de tomar una decisión:

–           En primer lugar, el objetivo: ¿para qué es la imagen y qué queremos que transmita?

–          En segundo lugar, el tono: no es solo lo que decimos, sino cómo lo decimos.

–          En tercer lugar, la relevancia para su público: ¿se sentirán identificados y comprenderán la imagen?

–          En cuarto lugar, la actualidad: ¿de cuándo es la imagen?

–          Y, por último, la singularidad: ¿sus competidores usan la misma imagen o se trata de una exclusiva?

A la hora de elegir imágenes, aparecen algunas creencias erróneas sobre los derechos de autor. Aunque la mayoría de los usuarios de Internet en España conoce las reglas cuando se trata de descargar música o vídeos, existe mucha más confusión sobre la propiedad de las imágenes. Pero es importante que las pymes comprendan y respeten estos derechos, porque de lo contrario corren el riesgo de pagar un precio demasiado alto en forma de reclamaciones y complicaciones legales.

Un error muy común es pensar que, una vez una imagen ha sido publicada en Internet, se convierte en parte del dominio público y cualquiera puede usarla. Sin embargo, eso no es cierto y las imágenes siguen sujetas a derechos de autor. Cualquier persona que desee utilizar una imagen necesita el consentimiento del autor de la misma o, cuando el acuerdo de licencia de la página lo permite, del administrador del sitio web. En cambio, si compran imágenes libres de derechos de autor, las pymes pueden tener la certeza de que no están vulnerando la ley. Los usuarios de imágenes también pueden descargar la aplicación PicScout ImageExchange, una herramienta gratuita muy útil que ayuda a los usuarios de contenidos a averiguar dónde pueden gestionar correctamente las licencias de las imágenes que encuentren en Internet.

Una vez que la empresa ha elegido las imágenes adecuadas, es crucial asegurarse de que el sitio web resulte fácil de utilizar y esté correctamente presentado. Las imágenes deben ser simples pero lo bastante claras como para resaltar lo que la empresa quiere decir. Recordemos que su función es ilustrar el mensaje de la empresa, en lugar de enmascararlo: deben comprenderse de un vistazo.

En este mundo online en rápido movimiento, el contenido es esencial y crear contenidos de calidad de manera regular es la forma más eficaz de atraer y retener el tráfico web. Además, la posición de la empresa en los resultados de búsqueda mejorará si dispone de un sitio web activo, y eso animará a los clientes a dedicar más tiempo a leer los textos. Una forma estupenda y fácil de conseguir esto es publicar un blog. Permite a la empresa compartir conocimientos especializados a la vez que añade un valor adicional al sitio. Otra forma sencilla de lograrlo es renovar periódicamente algunas de las imágenes y gráficos más destacados, para mantener la sensación de frescura de la página web.

Muchas pymes aún se muestran reacias a crear una página web, ya que perciben que requiere mucho tiempo y dinero, además de ser recelosas sobre los derechos de autor. Sin embargo, no debería ser así: si se aseguran de que transmite su imagen de marca y refleja sus valores esenciales, una página web fácil de usar puede impulsar el negocio y darle ventaja frente a la competencia.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir