Marketing

Las quejas son buenas

queja

Quejarse es malo, esto es algo que todos hemos oído y aceptado en alguna ocasión. Pues bien, en este post me atreveré a afirmar lo contrario.

Las quejas en el mundo empresarial son buenas puesto que a través de las mismas los consumidores tienen la oportunidad de expresar sus opiniones y problemas. ¿Es esto todo? ¡No! Las quejas ayudan también a los directivos, por medio de las mismas éstos obtienen información muy valiosa. Todo lo que han hecho mal tiene su repercusión. La opinión de los consumidores es la que esconde todas las pistas que ayudan a que el problema sea solucionado a corto plazo.

Pues en el momento de quejarnos, emitimos de manera inconsciente nuestra propia opinión acerca de cómo solucionaríamos nosotros tal situación. Las marcas deben limitarse a dos cosas:

–       controlar que dichas quejas no se salgan de lo normal y

–       analizar las quejas y opiniones.

Estos dos pasos ayudarán a que todo empresario sea capaz de encontrar el modo de guiar situaciones conflictivas antes de que lleguen a causar crisis. Además, por medio de dichas quejas se conseguirá innovar y encontrar nuevos nichos de mercado que pueden incrementar de modo considerable los beneficios que entran en la empresa.

¿Todavía sigues pensando que las quejas son malas? Por supuesto, hay quejas que no transmiten más que energía negativa y pesimismo. Además, son quejas que no tienen importancia alguna, pero exactamente estas quejas son las que debes filtrar y dejar de lado.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir