Conceptos

Las redes sociales no enganchan, la información y la interacción sí

“¿Tenéis presencia en Redes Sociales?”

“¿El qué?”

“Redes Sociales. Canales sociales en los que desarrollar tu presencia online, crear tu imagen de marca en los medios sociales”

“Ah, eso es lo del Twitter y el Facebook, y lo de los vídeos, ¿no?

“Bueno, sí, pero no sólo eso, es muchísimo más.”

“No, no. Qué va. Aquí no hay ná de eso. A los que trabajan aquí no les dejo usarlo porque se enganchan a ver fotos y vídeos de música y no trabajan nada. Hay muchas cosas que hacer y con esas cosas se distraen mucho”.

Esto es parte de una conversación real tenida con un cliente hace unos días, y la conversación completa junto a este extracto que comparto con vosotros, me hizo pensar: ¿esto es realmente así?, Y si lo es, ¿podemos aprovecharlo de alguna forma para sacar beneficio de ello?

Vayamos paso a paso. ¿Realmente las redes sociales enganchan?

A ver, todo depende del uso que le queramos dar. Es bien cierto que a los usuarios les gusta “cotillear” los perfiles de los demás, ver sus fotos, sus vídeos, lo que publican, pero, está comprobado que prohibir a los trabajadores el uso y el acceso a las redes sociales supone la pérdida de una gran oportunidad para la marca, pues, como sabemos, un trabajador que sepa usar bien las redes sociales puede ser un gran valor. Y no hablemos ya de lo que supone para una marca no tener presencia en redes sociales, como por ejemplo, la pérdida de una ventaja competitiva si nuestra competencia no está todavía, y si lo está, la de llegar a un mercado mucho mayor que sin presencia, además de no disfrutar de visibilidad ni interacción con los usuarios.

Hay un montón de artículos que hablan de las ventajas de hacer que nuestros trabajadores estén “online” para vincularse con la misma marca, de la que, con una buena formación proporcionada por un manual de uso, se pueden convertir en importantes embajadores de nuestra marca.

Realmente, los usuarios no se enganchan a Twitter o a Facebook, sino a la información que se genera en estos medios y a la interacción.

Sabiendo esto, el gusto por el “cotilleo dospuntocero”, ¿por qué no usarlo para nuestro propio provecho?, ¿por qué no utilizar esta curiosidad para atraer a clientes y a usuarios?

Está claro que si entramos en un perfil, por ejemplo, de Facebook, y vemos que se trata de un perfil actualizado en el que hay un alto nivel de interacción y contenido interesante, está claro que vamos a volver.

La cuestión es que seamos nosotros los que incluyamos esa información de calidad en nuestros perfiles, y que, cuando un usuario tenga algo que decirnos en cualquiera de los canales en los que tenemos presencia, interactuemos, hablemos con el usuario, de forma que creemos una relación con el usuario y le lancemos el anzuelo para que vuelva.

Esa es la verdadera forma de adicción, el hecho de que los usuarios sientan que tienen un lugar donde charlar y consumir contenidos de calidad.

¿Qué piensas tú?¿Qué crees que es lo que engancha?

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir