Social Media

Las reglas no escritas del Community Manager

El social media es un medio muy beneficioso para marcas y profesionales que no sólo quieran darse a conocer, sino, que quieran conseguir información de calidad al momento, es un canal de información muy poderoso. Y fácil de acceder a él.

Ya se ha hablado muchísimo de las ventajas que ofrecen a las marcas las redes sociales, pero, se habla bastante menos de las reglas que existen, reglas invisibles, no escritas, para todos aquellos que quieran tener una presencia fuerte en los medios sociales, unas reglas que todos estamos obligados intrínsecamente a cumplir si queremos estar presentes en estos canales.

Estas reglas, en muchas ocasiones, son simple sentido común, aunque, por otro lado, es el menos común de los sentidos, ¿no?

El Social Media requiere amar la profesión, puesto que es muy exigente. Requiere mucho de nosotros.

Es fundamental para toda el Community Manager que esté al mando de un perfil de una marca o empresa saber que para lograr los objetivos va a tener que trabajar. Y mucho. El Social Media no es alquimia, no hay una receta mágica que nos garantice que con tuitear dos veces vamos a tener una comunidad increíble y de una calidad inusitada. Si lo piensa, mejor no estar.
El Community Manager puede usar todos los recursos que tenga a su disposición, pero no puede tomar atajos para llegar más rápido, porque en Social Media no existen los atajos, al menos, si queremos realizar un trabajo de calidad.

Por otro lado, para tener una presencia fuerte en las redes sociales es fundamental posicionarnos, realizar una buena estrategia para mejorar nuestro branding, ya que la autoridad para un profesional dospuntocero y una buena reputación componen dos de los pilares fundamentales del Community Management. Para ello, tenemos, necesariamente, que aportar calidad y valor a nuestra comunidad, dar a nuestros usuarios lo que demandan para construir una comunidad interesante y capaz de aportar valor, lo que, valga la redundancia, la dotará de mayor valor, también a nosotros mismos.

Una comunidad de valor nos ayudará a crecer como profesionales, puesto que nos ayudará a aprender de ella cada día.

Este valor también se traduce en las conversaciones y en las interacciones que podamos mantener con los usuarios, así como en las que se produzcan entre ellos mismos. No olvidemos que uno de los pilares fundamentales, sino el principal, del Social Media, es este precisamente, la conversación.

La calidad debe ser nuestra bandera siempre, hagamos lo que hagamos. Debe primar por encima de todo lo demás. Calidad en nuestras conversaciones, en nuestras relaciones, en los contenidos que compartamos y, por supuesto, calidad en los usuarios que formen nuestra comunidad, mostrando siempre nuestro lado más humano y tendiendo siempre una mano a nuestros usuarios. No olvidemos jamás que nosotros estamos donde estamos gracias a ellos, y debemos escucharles en todo momento. Esto también implica proporcionar un contenido variado, no sólo, por ejemplo, artículos escritos, además de mantener siempre viva la llama del interés, siendo pacientes, honestos, y, por supuesto, manteniendo siempre y en todo momento las formas.

No hay nada peor que un usuario que no sea correcto en su forma de relacionarse con los demás.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir