Marketing

Lo que ocurre con los dominios internacionales

Entre enero y noviembre de 2014 Francia, Alemania y Portugal ocuparon los tres primeros puestos de destino de las exportaciones de empresas españolas, sin embargo, a la hora de registrar dominios internacionales (ccTLD) las empresas españolas registran más dominios en Portugal (.pt), según ha dado a conocer acens, proveedor de servicios de Cloud Hosting, Hosting, Housing y Soluciones de Telecomunicaciones para el mercado empresarial.

Los dominios internacionales más solicitados en Europa por las empresas españolas fueron los vinculados a Portugal (.pt), Italia (.it), Reino Unido (.co.uk), Francia (.fr) y Alemania (.de), mientras que según los datos del ICEX los cinco primeros países de destino de las exportaciones españolas entre enero y noviembre de 2014 fueron Francia, Alemania, Portugal, Italia y Reino Unido. Haciendo el mismo análisis para América, excluyendo el .com, los dominios territoriales más demandados han sido los de Chile (.cl), México (.mx), Brasil (.com.br), Colombia (en la dos acepciones .co y .com.co) y Argentina (.com.ar), por el contrario sólo México y Brasil aparecen entre los 24 mayores destinos de las exportaciones españolas.

El perfil de cliente que solicita dominios internacionales es el de grandes empresas que tienen presencia internacional y les interesa llegar a los mercados locales y saben que la manera de familiarizarse con sus usuarios es presentándose con un dominio que coincida con la extensión del país donde están“, explica Cecilia Moreano, Product Manager de dominios de acens.

Del análisis de los casi 6.000 dominios internacionales en todos los continentes que gestiona anualmente, acens ha sacado algunas claves adicionales sobre el comportamiento de las empresas españolas a la hora de reservar dominios internacionales cuando salen a vender al exterior:

1)    Perfil de la empresa que reserva un ccTLD: lo habitual son grandes empresas con presencia internacional o empresas con algún nicho de negocio que orientan su venta a mercados internacionales. Sobre todo por protección de marca, pero también por imagen de marca (ya que da cercanía al usuario de un país), es útil para traducir la web a otros idiomas y mejora el posicionamiento web. Como recuerda Moreano, “si el resultado que le proporcionamos a Google está en la lengua del que busca y en la extensión del país desde donde nos busque el cliente, nos van a indexar mejor y va a ser más fácil que nos encuentren“.

2)    El 85% renueva su dominio territorial: al tratarse la mayoría de las veces de una cuestión de protección de marca, casi todas las empresas suelen mantener su cartera de dominios para no arriesgarse a perder un dominio que luego puede ser ocupado por un tercero. “De media, el 85% de los clientes renueva todos sus dominios territoriales, no son dominios que dejen expirar“, apunta Moreano.

3)    Diferencias sectoriales: por lo general, las empresas de consumo orientadas al gran público (como comercios, supermercados, seguros, etc.) son las que más dominios territoriales reservan, sobre todo, los de aquellos países donde están presentes o tienen previsto iniciar sus operaciones. Por el contrario, sectores más tradicionales e industriales suelen conformarse con el registro .com.

4)    Marca y poco más: mientras que en España estamos acostumbrados a ver cómo las empresas reservan dominios asociados con prácticamente cualquier campaña publicitaria, eslogan o nuevo producto que lanzan, en el caso de los dominios territoriales las empresas se conforman con reservar su marca, muchas veces como medida preventiva contra la ciberocupación. “En algunos casos aunque no hayan pensado aún en una web para un determinado país, tienen que registrar el dominio para prevenir potenciales ataques, potenciales usuarios que registren el dominio sin tener derechos marcarios sobre él“, señala Moreano.

5)    Cercanía territorial pero no digital: aunque entre los principales países que reciben exportaciones españolas podemos encontrar países cercanos como Marruecos, Bélgica, Argelia, Países Bajos, Turquía… o países industrialmente pujantes como China o Corea del Sur, desde el punto de vista digital no son dominios tan demandados por las empresas españolas.

6)    Dominios exóticos: en ocasiones los dominios territoriales sirven de fuente de inspiración para reservar determinadas marcas asociadas a una actividad comercial o denominación social, como ocurre por ejemplo con el dominio .tv de las islas Tuvalu, .dj de Yibuti, .fm de los Estados Federados de Micronesia, el .me de Montenegro o el .sl de Sierra Leona. También sirven de complemento para acciones como o el .se de Suecia.

7)    La pyme empieza a reservar: mientras que las grandes empresas son conscientes de la protección de marca (tanto en el mundo real como en el online) las pymes, generalmente por desconocimiento, no se preocupan por registrar su nombre como marca (en una Oficina de Patentes y Marcas) y mucho menos en reservar dominios territoriales. Sin embargo, empezamos a ver cómo algunas pymes con más conocimiento digital y por las ventajas de SEO señaladas anteriormente, empiezan a reservar el nombre de sus empresas o marcas en diferentes países.

8)    El proceso no siempre es igual: dependiendo del país cada dominio ccTLD tiene unos requisitos determinados por lo que, a veces, hacen falta muchas gestiones, de ahí que su reserva no sea algo inmediata como ocurre con los dominios más habituales y el precio de registro sea más alto que un .com o .es. “El proceso de registro de dominio de un país varía según el país, ya que cada uno tiene su propia normativa. Hay países en el que el registro es abierto, no existe ningún requisito, pero hay otros en los que piden presencia local, como por ejemplo en Argentina, o países que piden que haya una previa configuración de DNS, como por ejemplo en Alemania“, advierte Moreano.

[youtube]http://youtu.be/BhgspV1fDiI[/youtube]
Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir