Marketing

Los 5 errores más comunes al realizar una prueba A/B

redes sociales pymes

 

Los 5 errores más comunes al realizar una prueba A/B para optimizar landing pages

¿Sabías que sólo 1 de cada 8 pruebas A/B obtiene resultados significantes?

¡Y esto es a nivel profesional! Imagina las estadísticas incluyendo a personas que acaban de empezar a implementar el marketing digital y optimización de páginas web.

El equipo de Wishpond desarrolló el año pasado su propio editor de landing pages que además te permite realizar pruebas A/B de forma integrada. Desde entonces no han parado de crear nuevos diseños con el objetivo de optimizar sus plantillas para aumentar el índice de conversión.

A continuación nos muestran los 5 errores más comunes al realizar pruebas A/B, y cómo puedes evitarlos:

Error #1 en tu prueba A/B – Limitarte a copiar otras pruebas

El hecho de que una compañía haya conseguido un aumento del índice de conversión en un 27% tan sólo cambiando el color del botón CTA no significa que al copiar esta prueba obtendrás los mismos resultados.

No cabe duda de que al ver lo que otros están haciendo alimentará nuestra creatividad permitiéndonos encontrar nuevas ideas para pruebas A/B. Sin embargo siempre habrá que tener en cuenta algunos aspectos como:

*   La oferta

*   El diseño de la landing page

*   La audiencia a la que va destinada nuestra prueba A/B

*   La relación que tiene la audiencia con la compañía

Por ejemplo, echa un vistazo a este caso de éxito de Salesforce, quienes obtuvieron grandes resultados tan solo incluyendo un punto direccional en su formulario (http://corp.wishpond.com/wp-content/uploads/2016/03/ab-test.png)

Landing pages

Después de leer este caso pensé, “¡debería añadir una flecha en mi formulario!”. Desempolvé mis habilidades como diseñador y esta es la obra maestra que obtuve como resultado

redes sociales pymes

¿Los resultados? Un 18% menos en el índice de conversión de mi popup.

 

 

 

Conclusión:

 

Toma tu tiempo para averiguar por qué un cambio en concreto generó mejores resultados en lugar de empezar a realizar pruebas A/B sólo porque has escuchado que para otros fueron un éxito. Una fecha no tiene que ser necesariamente mejor que prescindir de ella. Una imagen de fondo de página no es, por defecto, mejor que un color plano.

Se trata de tener en cuenta el contexto, y nadie sabrá mejor que tú el tuyo.

Error #2 en tu prueba A/B – Cambiar demasiados elementos al mismo tiempo

Dicen que menos es más. Bueno, al menos esto es definitivamente cierto respecto a pruebas A/B.

Al cambiar menos elementos al mismo tiempo obtendrás:

*   Mayor claridad sobre qué resultados son consecuencia de cada cambio

*   Mayor control sobre tu prueba

*   Mayor estabilidad en el índice de conversión

Probar a cambiar varios elementos de tu página en una sola prueba puede ser tentador. En realidad, esto es una práctica común e incluso tiene su propio nobre; prueba multivariante.

Pero las pruebas que aspiran a conseguir un incremento masivo en el índice de conversiones, también corren el risgo de obtener el mismo resultado pero a la inversa. Sobre todo si se trata de una compañía que obtiene la mayor parte de los ingresos a través de sus landing pages.

Conclusión:

Si quieres realizar una prueba A/B de forma adecuada, es aconsejable centrarse en un solo elemento.

Error #3 en tu prueba A/B – Poco tráfico, pequeños cambios

Dependiendo del tráfico de tu página web podrás realizar diferentes pruebas a diferentes niveles y obtener suficientes datos para conseguir resultados determinantes.

Un error muy común cometido por marketers es hacer pruebas A/B realizando cambios pequeños en páginas que no tienen mucho tráfico. Por ejemplo, cambiar el texto de una CTA de “Crear cuenta” a “Crear mi cuenta” en una landing page que sólo tiene doscientos visitantes al mes tardará años en ofrecernos suficientes datos para saber qué versión obtiene, de forma determinante, mejores resultados.

Echa un vistazo a esta prueba A/B que estuvimos haciendo en una de nuestras popups con poco tráfico durante un par de meses:

redes sociales para pymes
Variación:

rrss para pymes

¿Notas la diferencia? Si te fijas bien, hay una pequeña flecha en el lateral izquierdo del botón CTA de la variación. Un cambio tan discreto como este puede tardar meses en ofrecernos los datos suficientes para saber qué versión ofrece mejores resultados si el tráfico que tenemos no es demasido.

Es aconsejable realizar pruebas A/B haciendo pequeños cambios en páginas que tienen un tráfico considerable para obtener rápidamente un feedback. Después podrás aplicar lo aprendido en páginas que tienen un tráfico menor.

Conclusión:

Si tu página no tiene mucho tráfico, realiza grandes cambios en tus pruebas A/B, cambiando sólo un elemento al mismo tiempo.

Error #4 en tu prueba A/B – No realizar las pruebas durante el tiempo suficiente

Incluso realizando la prueba en un página con mucho tráfico y consiguiendo datos con un 95% en el nivel de confidencia (resultados determinantes), los resultados de tu prueba A/B pueden ser erróneos.

¿Por qué?

Porque tienes que tener en cuenta las tendencias semanales que son resultado de los hábitos del usuario al realizar búsquedas en el navegador. ¿Tu página web tiene más tráfico durante los fines de semana? ¿Ves fluctuaciones en el tipo de personas que visitan tu página web dependiendo del calendario de tus publicaciones?

Debes tener en cuenta todos estos aspectos cuando realizas una prueba A/B.

Echa un vistazo a esta captura de pantalla sobre los datos de una empresa eCommerce y su tráfico

una empresa eCommerce y su tráfico

¿Has notado que el tráfico que reciben los domingos es la mitad del tráfico que reciben los viernes? ¿y cómo el índice de conversión del sábado es casi un 2% menos que el del jueves?

Conclusión:

Realiza pruebas A/B al menos durante una semana entera para asegurate de estar analizando todas las variaciones que tu página puede tener a lo largo de la semana.

Error #5 en tu prueba A/B – Llegar a conclusiones de forma precipitada

No hay nada que siente mejor que ver cómo tu variación destroza al original en tu prueba A/B.

Pero no hay que celebrar la victoria antes de tiempo. Habrá que asegurarse de que los resultados que hemos obtenido no son una mera apariencia y que en realidad estamos manejando datos valiosos.

Esto es especialmente delicado en pruebas que sorprenden con una victoria repentina y un alto nivel de confidencia. Estos son el tipo de pruebas que querrás parar rápidamente, declarando la variación como ganadora y pasar a la siguiente prueba. Pero incluso cuando este es el caso, y has dado por completado una prueba A/B con un índice de confidencia del 95%, todavía tenemos un 5% de probabilidades de que la variación termine perdiendo.

Se cauteloso y no tomes decisiones de forma precipitada, sobre todo si los cambios van a afecar a gran parte de tu página web o proceso de optimización de tu embudo de ventas.

Conclusión:

Las pruebas A/B que van a tener un gran impacto en tu página web deben ser comprobadas con especial cuidado, por ejemplo realizando la prueba por segunda vez. Asegúrate de que no queda ninguna variable sin identificar antes de implementar los cambios a través de tu página web. Si tu prueba A/B obtiene un índice de confidencia del 95%, sólo hay una posibilidad entre 400 de que en realidad termine perdiendo.

Resumiendo

Recuerda, las pruebas A/B son una ciencia y debes tratarlas como tal. Aisla tus pruebas, analiza los resultados y siempre pregúntate por qué ha funcionado o no en lugar de simplemente aceptar el resultado.

Además, es aconsejable guardar los resultados de tus pruebas A/B en un documento y poder revisarlos en cualquier momento para evitar repetir pruebas de nuevo meses después.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir