Noticias

Los españoles cambian de móvil hasta 4 años antes de su obsolescencia

La esperanza de vida de un móvil suele ser de unos 5 años aunque la mayoría de aparatos son desechados cuando todavía tienen valor de mercado. Locompramos.es, compañía de compra-venta de dispositivos electrónicos usados, estima que sólo 1 de cada 10 dispositivos es reutilizado y solamente un 5% de la población opta por la compra de un terminal de segunda mano para sustituir el anterior.

Se calcula que la vida media de un móvil es de 9 meses en Japón, 15 meses en Europa y 18 meses en Estados Unidos. Si se tiene en cuenta que sólo en España actualmente hay 1,2 líneas de telefonía móvil por cada habitante y que en 2012 se registraron 15 millones de renovaciones de terminales, el número de aparatos en desuso aumenta a diario. Locompramos.es apuesta por la reutilización y a través de su portal se adquieren dispositivos móviles de hasta 5 años para ser vendidos de nuevo. “A pesar de la rápida evolución de la electrónica los nuevos modelos suelen ser versiones más nuevas o más potentes, pero en esencia iguales a las anteriores.

Según la compañía, el mercado de segunda mano está por descubrir, ya que ofrece soluciones todavía desconocidas por el público en general a precios muy competitivos. Los gadgets disponen de un año de garantía y cuentan con descuentos de entre un 30 y 40% respecto a su precio original de venta, lo que significa un ahorro considerable para los que buscan prestaciones a buen precio.

Para evitar las graves consecuencias para el medio ambiente el destino final de un móvil que ya no se utiliza debe ser un punto de recogida específico o una empresa de reciclaje de móviles. En el portal se distinguen los productos que tienen valor comercial, por los que se paga el valor del terminal, y los que son recogidos para ser reciclados. La empresa española quiere motivar el reciclaje pero, sobre todo, incentivar un uso de la tecnologia más racional. “Es necesario acabar con esa mentalidad totalmente obsoleta de usar y tirar porque para la fabricación de esta tecnología se utilizan componentes altamente contaminantes como plástico, arsénico, plomo, cadmio, zinc, hierro, cobre o níquel”.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir