Marketing

Los españoles llenan un 2% más su cesta de la compra

compra

compraSegún la última edición del informe “Nielsen 360”, el mercado de gran consumo creció un 2,7% en 2016, hasta los 73.000 millones de euros. Así pues, en plena recuperación económica, los españoles al hacer la compra muestran un vigor que no se veía en ocho años. Este incremento se debe principalmente a que los consumidores llenan más la cesta de la compra, un 2% en concreto. A pesar de que los precios crecieron un 0,7% con respecto a 2015, los españoles acuden a la compra con más alegría y confianza, no en vano ésta creció 12 puntos en 2016, según el Índice de Confianza del Consumidor de Nielsen.

Más congelado en la cesta
En cuanto a las categorías de la cesta de la compra, uno de los grandes triunfadores el año pasado fue el congelado, con un aumento del 3,2% en las ventas. Estos productos incluso bajaron ligeramente de precio en ese período (un -0,4%), hecho que ayudó a que el consumidor llenara más la bolsa del congelado –la isotérmica-.

Además, una de las claves del pasado ejercicio fue el trasvase de consumo de pescado fresco a congelado, debido a que los productos del mar se encarecieron un 5,4%. Así, los españoles optan por alternativas más económicas para su bolsillo, ya que quieren renunciar al consumo de determinados productos, sobre todo aquellos que perciben saludables como el pescado.

Sin embargo, el pescado y el marisco, junto con la carne, son las categorías donde el consumidor está más dispuesto a pagar un extra. De hecho, un 30% está predispuesto a hacer un esfuerzo para llevarse un pescado de primera a casa.

Por otro lado, el mercado de gran consumo tuvo otros dos grandes triunfadores más durante el año pasado: la fruta y la verdura. La primera creció un 8,6%; mientras que la segunda mejoró sus ventas un 4,5%. En ambos casos destaca que se encarecieron en torno al 2-2,5%, por lo que a pesar de costar más, el consumidor no los borró de su cada vez más saludable lista de la compra.

La marca de la distribución cede por vez primera
Otra nota significativa que nos dejó el mercado de gran consumo el año pasado fue que por primera vez la marca de la distribución cedió cuota de mercado. En concreto, cayó 0,2 décimas y representa el 39,5% de las ventas totales. De este modo, se pone fin a un crecimiento sostenido que en los últimos diez años se aceleró, aumentando en ese tiempo su participación en 13 puntos porcentuales.

Uno de los motivos de ese estancamiento es la intensa actividad promocional de las marcas del fabricante en el punto de venta, de tal modo que casi el 30% de sus ventas son en promoción, muy por encima de la media que se sitúa en el 21,5%.

En lo que refiere a la red de tiendas, la superficie comercial no dejó de crecer el año pasado y hay un 2% más de sala de venta en la gran distribución. Sin embargo, si miramos más atrás, a 2008, el crecimiento fue del 16% aunque la rentabilidad por metro cuadrado cayó un 4% desde entonces.

En cuanto a los formatos, el más dinámico fue de nuevo el supermercado pequeño o de proximidad, que aumentó de forma neta en 154 puntos de venta hasta un total de 9.390. También destacó el supermercado grande, que tiene un 4% más de metros cuadrados en conjunto, creciendo más que ninguno.

La hostelería, de la recuperación al vigor
Si la recuperación de la cesta de la compra está más que consolidada, la hostelería se apunta otro tanto. De hecho, el consumo de bebidas fuera del hogar creció un 6%, impulsado principalmente por las cervezas (+7%).

En general, prácticamente todas las bebidas alcohólicas de baja graduación crecieron en dobles dígitos, destacando los vinos con y sin DO y la vuelta de un clásico, el vermut. Todas ellas son bebidas más de consumo diurno que nocturno, reflejando la tendencia creciente de los españoles a salir más por el día que por la noche.

Sin embargo, el alcohol de alta graduación también creció, un 6,9%, pero también muy vinculado a hábitos diurnos (como por ejemplo el afterwork). Aquí la ginebra sigue siendo protagonista (+10,3%), innovando además en formatos como el medio gin tonic, mientras un clásico, el whisky, recuperó posiciones y creció por encima del 3%.

En cuanto a los abstemios, agua y refrescos de cola son los que más venden, pero hay dos productos que sobresalieron el año pasado: la tónica, impulsada por el gin tonic, creció un 6,1%; y el bitter, que volvió a poner color en las mesas con un incremento del 8,5%.
En este sentido, el director general de Nielsen Iberia, Gustavo Núñez, señala: “nos falta el empleo para completar la ecuación de la recuperación, que sin embargo en lo que a la cesta de la compra sí ha llegado y empezamos a ver también en el consumo fuera de casa. Volvemos a tomar esa café que antes nos tomábamos en casa, ese licor después de las comidas y esa segunda ronda… Son síntomas de mejora que irán a más al hilo de la mejora del desempleo”.

Acerca del informe Nielsen 360
El informe Nielsen 360 se elabora a partir de los datos del Panel de Detallistas, conformado por hipermercados, supermercados y especialistas de perfumería y droguería, el Panel de Hogares de Nielsen y el Universo de Establecimientos Nielsen. También se han utilizado distintos informes Nielsen (Shopper Trends, Consumer Confidence Index).

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir