Marketing

Los usuarios no pagarían por eliminar la publicidad pese a que les molesta

vídeo interactivo

La publicidad es para muchos medios online la única fuente de ingresos, o una de las más importantes. Desprenderse de ella podría suponer un varapalo para su economía o incluso la hecatombe. Es muy difícil dar con algún medio que no disponga de algún tipo de publicidad en su portal: banners, pop-ups… Pero si que es cierto que existen otros métodos de publicidad no tan invasiva y que no entorpecen la lectura a los usuarios: como el marketing de contenidos, en el que en los textos se puede referenciar ciertos productos o servicios.

Los usuarios no pagarían por eliminar la publicidad pese a que les molesta

Pero pese a las alternativas publicitarias de las que los medios disponen, los banners son el único canal que permite una monetización más o menos directa. Y aunque la retribución conseguida por los clics o por los visionados no reportan grandes beneficios, los administradores de los portales pueden optar por insertar más banners, algo que no agrada a los usuarios.

Aquí se abre el debate: mientras que los usuarios se quejan de los constantes banners que pueblan los diferentes sites, los medios deben conseguir rentabilizar esos sites. Pues bien, esto aún se complica más si tenemos en cuenta los resultados de un estudio realizado en el Reino Unido por Ebuzzing, en el que se concluye que los usuarios no estarían dispuestos a pagar por eliminar dicha publicidad.

Para realizar dicho estudio se midió primero lo que supone en publicidad al año en internet cada usuario de internet en el Reino Unido, para luego trasladar las cifras al consumidor final. Anualmente, el mercado de la publicidad online en Reino Unido genera alrededor de 8.000 millones de euros (unos 6.400 millones de libras esterlinas). Si toda esa cantidad es dividida entre todos los internautas del Reino Unido, cada ciudadano contribuye a ello anualmente con unos 176€ por persona (140 libras esterlinas). Esta cantidad se asemeja al canon que los británicos pagan por ver la televisión y financiar su cadena pública, la BBC.

Al ser preguntados por si estarían dispuestos a pagar dicha cantidad por eliminar la publicidad de los medios online que visitan, el 98% aseveró que no y que preferían seguir navegando con los anuncios a pagar. Este dato sorprende si tenemos en cuenta que el 63% de los británicos salta los anuncios de vídeos en pre-roll a la mínima posibilidad de hacerlo, un porcentaje que sube al 75% entre el público más joven. Además, un 25% de los británicos apaga el sonido para no escuchar el anuncio y uno de cada 5 hace scroll para no verlo. No obstante, solo el 16% de los encuestados utiliza algún software para bloquear anuncios.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir