Marketing

Los usuarios visitan cada vez más webs antes de hacer sus compras online

No podemos negar que vivimos en un mundo conectado. Cada vez navegamos más por Internet y nuestra realidad es cada vez más online. En la red todo está conectado y además llevamos la red siempre con nosotros en nuestro smartphone. Esto hace que los consumidores pasemos más tiempo mirando lo que podemos necesitar ya sea en el móvil, en el ordenador o en la tablet. De hecho, esta última se ha convertido en la mejor aliada de ocio y en la principal competidora de los tradicionales dispositivos de entretenimiento. ¿Y quién sabe qué dispositivos podrán conectarse a Internet también en el futuro?

Pero, ¿es Internet una fuente de ingresos mayor para las empresas ahora que todo está conectado? Lo cierto es que, según recientes estudios, un mundo cada vez más conectado no está dando lugar a un aumento de las compras online. Es más, en el primer trimestre de 2015 las tasas de conversión online se redujeron. Si en 2013 la tasa de conversión era del 2,54%, ahora es de 2,32%. Y es que aunque los consumidores navegan más en la red ahora que hace unos años, están gastando cada vez menos en las compras online que realizan. Los consumidores pueden acceder a una gran cantidad de información sobre distintas marcas, pero no la están utilizando para comprar más ni para gastar más.

compras online

Y no solamente han disminuido los indicadores que marcan las compras finales y la tasa de conversión de las ventas realizadas, sino que además se han reducido también otros indicadores intermedios como los ratios de añadir productos al carrito que han pasado de estar en un 8,31% en el primer trimestre de 2014 a 7,39% en el primer trimestre de 2015.

El único terreno en el que el paso del tiempo ha resultado ser más beneficioso ha sido en las compras realizadas a través de las redes sociales. Canales que tienen un efecto cada vez mayor sobre las decisiones de compra. Pasando de un 0,99% en el año 2014 a un 1,17% en el 2015.

Los nuevos hábitos de los consumidores en sus compras online

No obstante, no debemos interpretar estas cifras solamente desde una perspectiva negativa, sino que debemos verlo como una señal de que los hábitos de consumo están cambiando. Los usuarios no realizan sus compras online de la misma forma que lo hacían antes. Los compradores visitan cada vez más páginas antes de tomar su decisión de compra. Y no solamente para comprar precios, sino también para investigar y comprar las opciones de envío y políticas de devoluciones para elegir la empresa que más le convenga. Esto tiene un impacto directo sobre la tasa de conversión, ya que a más se investigue, más páginas se cierran sin comprar.

En cuanto al dinero que gastan los consumidores, según un estudio realizado por Monetate, en 2014 los usuarios gastaron más. Este año se ha producido una caída del 2% de las cantidades medias que se dedican a las compras online. En la actualidad el gasto medio es de 94 euros aproximadamente. Algo que parece estar relacionado con el tipo de dispositivo desde el que se realiza la compra, ya que el gasto desde el ordenador es el mismo, pero en los smartphone es un 15% inferior y desde las tablets un 7% menos. Lo cual no es una buena noticia para las tiendas online, pues el móvil por ejemplo ya ha superado a las búsquedas realizadas en el ordenador.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir