Email Marketing

Manual básico de analítica web

banner solidario

Tener una web y/o un blog es una cuestión de esfuerzo, tiempo, trabajo y de análisis. Mucho análisis. Cada acción debe ser estudiada y medida para conocer su impacto y saber si ese es el camino que se debe seguir.

Manual básico de analítica web

Pero, ¿qué nos permite la analítica web? Pues gracias a ella podemos medir cada acción, cada click, cada visita a nuestro sitio web, cómo nos encontraron, buscadores utilizados, palabras clave empleadas, contenido visitado, duración de la visita, número de veces que se alcanzan los objetivos, cómo está funcionando una campaña, geolocalización de los visitantes, si es su primera visita, etc.

En definitiva, podemos extraer todos aquellos datos que nos permitan conocer mejor al usuario, y optimizar nuestro contenido y nuestra estructura web en pro de un aumento de las visitas, una mejora de las ventas online, etc.

¿Cómo llevar a cabo la analítica web?

La herramienta por antonomasia para la analítica web, aunque existen un tropel, es Google Analytics. Esta nos permite estudiar todo el comportamiento de los usuarios desde que aterrizan en nuestro portal hasta que lo abandonan.

Así por ejemplo, podemos determinar las fuentes de tráfico, es decir, de dónde nos llegan nuestros visitantes: buscadores, campañas de publicidad, redes sociales, referrals (enlaces desde otros sitios web), campañas de email marketing y tráfico directo.

Del mismo modo, podemos conocer cómo se comportan estos visitantes una vez están en nuestro portal. Además de saber el número de visitas, podemos ver qué paginas son las que más visitan, la tasa de rebote (el tiempo que pasan en el portal tras haber visto una página), los landing pages, el número total de páginas vistas por usuario, etc.

Un dato de especial relevancia es la tasa de fidelidad que se mide por el porcentaje de visitas reiterativas (returning visitors): es decir cuanto mayor sea el porcentaje de estas visitas mayor es el número de visitantes fieles.

Otros datos interesantes que se pueden extraer de la analítica son de carácter demográfico: como por ejemplo desde que punto geográfico nos visitan, o la lengua principal de los usuarios. También hay otros datos como los dispositivos desde los que visualizan el portal, lo que es muy interesante a la hora de diseñar nuestro portal y optimizarlo para los distintos dispositivos.

Post patrocinado por INESEM BUSINESS SCHOOL_Máster en Marketing Digital

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir