Social Media

Marketing en los Social Media, no sin objetivo definido

Las redes sociales han dejado de ser un coto privado para innovadores, hoy, todo el mundo está en el social media. Nadie quiere quedarse fuera de las bondades de la influencia.

Sin embargo, uno de los errores más habituales en los que incurren las marcas es lanzarse a la aventura de construir su influencia social sin una misión y visión definidas.

El Social Media, un aliado no una solución

El social media nos ayuda a ser sociales, pero no sustituye en absoluto a la necesidad de realizar un arduo trabajo de estudio, investigación y análisis, con anterioridad al lanzamiento de cualquier estrategia de marketing social.

Las redes sociales no sustituyen a la capacidad para integrar marketing y relaciones públicas en estrategias que entreguen compromiso y calidad a cambio de confianza y credibilidad.

Es necesario hacer las preguntas correctas para obtener las respuestas acertadas.

Forma parte de cualquier estrategia de marketing eficiente, preguntarse dónde encuentran a su target, cuáles son sus intereses y qué necesidades tendrían pendientes de satisfacer y, lo que es aún más importante, la primera respuesta la encontramos en el consumidor que llevamos dentro.

Marcas más dañadas y pérdida de oportunidades

Sin una estrategia definida, en las redes sociales puede ser peor estar que no estar, ya que únicamente nos acercaremos más vertiginosamente a la crítica de nuestros seguidores lo que sin duda, minimiza las posibilidades de identificar nuevas oportunidades y experimentar un crecimiento.

Hablando en términos de marketing, ninguna empresa será social si no tiene interiorizadas las clásicas y tradicionales reglas de la vinculación entre las marcas y los consumidores. Ello implica centrarse en nuestros objetivos y realizar todas y cada una de las acciones que nos muestren hacia dónde vamos y qué queremos lograr.

Es la única forma de evitar que nuestra presencia en las redes sociales sea sólo una utopía de la que despertemos volviendo al mundo real con una marca mucho más dañada.

Hacer empresa siempre ha tenido dos pilares esenciales;

  • Entregar calidad de servicio de atención al cliente
  • Lograr el establecimiento de estrategias que deriven en el crecimiento

Por lo que – por muy social y deslumbrante que sean- en los Social Media, nada debe dejarse al azar. ¡Es malo no estar, pero mucho peor es estar mal!

Avanzamos hacia un ciclo en el que la acción social se ejerce en movimiento, en tiempo real y sin márgenes para solventar los errores. Si queremos consolidar marcas fuertes en términos de influencia, lanzarse a las redes sin saber hacia dónde vamos, es un gran error.

Haz clic para comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 
Subir